Un caballista sufre una caída en el primer encierro de Medina del Campo, que ha transcurrido con normalidad

El primer encierro de las fiestas de San Antolín de Medina del Campo, que comenzaron ayer domingo, se ha desarrollado sin grandes incidentes y tan sólo un caballista ha sufrido una caída tras lo que su caballo le ha aplastado una de las rodillas, por lo que fue trasladado al Hospital Comarcal de este municipio vallisoletano.

  

 

Según han informado fuentes municipales, el caballista, S.R.O, de 28 años, sufrió una caída en el tramo campero tras lo que su propio caballo le aplastó una rodilla, por lo que fue evacuado ante una posible fractura.

 

Igualmente, en el tramo urbano, a la altura de la calle Artillería, un joven de 24 años, J.L.L.L, ha resultado herido con una brecha al caerse del vallado mientras que en la avenida de Portugal ha sido atendida una persona por una contusión en un tobillo.

 

El Ayuntamiento valora el desarrollo de este primer encierro, que está declarado de Interés Turístico Nacional, y estima que unas 25.000 personas han podido disfrutar de un recorrido en el que  han participado astados de la ganadería Coquilla de Sánchez.