Un atentado tras un partido de fútbol deja al menos 26 muertos

Un terrorista suicida ha acabado con las vidas de 26 personas y causado heridas a 71 al hacer estallar su cinturón explosivo en medio de una multitud en un parque en Iskandariya, un pueblo al sur de Bagdad, tras un partido de fútbol local.

Por su parte, Amaq, la "agencia de noticias" de Estado Islámico, informa de al menos 65 muertos, pero la organización todavía no se ha atribuido la autoría del atentado, aunque coincide con su 'modus operandi'.

El ataque ocurrió a las 17.15 (hora peninsular española), al final de un partido de fútbol entre aficionados de esta localidad, situada 40 kilómetros al sur de Bagdad y en la que conviven suníes y chiíes.