Un arquitecto dona todo su fondo documental al Archivo Histórico de Valladolid

El arquitecto Diego González Lasala, encargado de diseñar los consistorios de Pedrajas y Torrelobatón, ha donado 92 cajas archivadoras, nueve carpetas y decenas de rollos con planos sobre edificios construidos  de 1980 a 2010 al Archivo Histórico de Valladolid.

El delegado de la Junta, Pablo Trillo, ha presidido hoy el acto de aceptación por parte del Archivo Histórico Provincial de Valladolid de la donación efectuada por el arquitecto Diego González Lasala, que ha querido legar todo su fondo documental a la institución. En total son 92 cajas archivadoras, nueve carpetas y varias decenas de rollos con planos lo donado por González, un gesto que el delegado ha encomiado.

 

“Es algo que debe agradecer toda la sociedad vallisoletana, porque muchas veces no pensamos los que vivimos ahora que seremos parte de la historia dentro de minutos y tenemos que dejar constancia de lo hecho, desde la arquitectura y desde cualquier otra profesión, para los que vengan en el futuro”, ha declarado Trillo.

 

Para el director del Archivo Histórico, Ángel Laso, presente en el acto, la donación tiene mucha importancia porque “cubre una laguna” que tenía la institución al proceder estos documentos de un “despacho profesional de arquitectura” y no de entidades o trabajadores públicos. González Lalasa, por su parte, ha asegurado que para él es un honor contribuir a enriquecer el patrimonio de la provincia dejando la huella de su trayectoria, que además se ha realizado “en unos años de completa transformación en la forma de trabajar de la arquitectura”.

 

El material es la plasmación documental de un ejercicio profesional con tres orientaciones: el urbanismo, la docencia universitaria y la proyección de edificios desde 1980 a 2010. En esos documentos, que desde hoy son patrimonio de todos los vallisoletanos, están ampliamente representados los proyectos de los edificios que el arquitecto diseñó para su construcción o rehabilitación, tanto privados de uso unifamiliar o comunitario como públicos de uso educativo, cultural, sanitario o político-representativo. Dentro de este último grupo, destaca la proyección de las sedes de los ayuntamientos de Pedrajas de San Esteban o Torrelobatón.

 

Dada la especial dedicación de González Lasala a los trabajos urbanísticos, los documentos de esta naturaleza son numerosos y relevantes, caso del Plan Comarcal de Delimitación de Suelo Urbano para 35 municipios de la provincia o la segunda Fase de Huerta del Rey en Valladolid, proyecto este último del que se siente más orgulloso. La labor le llevó a colaborar con las asociaciones de vecinos, apoyando la participación de los ciudadanos en la gestión de la ciudad.

 

La donación viene a enriquecer, con sus documentos gráficos y textuales, el importante acervo que en materia de arquitectura ya conserva el Archivo Histórico Provincial de Valladolid, que abarca desde principios del siglo XVI hasta finales del siglo XX, documentando una actividad de fuerte impacto en el entorno y en la sociedad.

 

Esta labor del Archivo representa la memoria del proceso de creación de lo construido, llegando a aportar en ocasiones el único testimonio de las obras perdidas y el patrimonio irrecuperable. La adquisición y conservación de los documentos de arquitectura y urbanismo es uno de los medios principales para permitir la identificación, la salvaguarda y la valoración del patrimonio urbano.