Un adicto al Candy Crash se rompe un tendón del pulgar por jugar de manera compulsiva

Candy Crush

Un joven de 29 años fue al médico al comprobar que tenía problemas para mover el pulgar izquierdo. El diagnótisco: un tendón roto; y la causa: dejarse la piel jugando al Candy Crush.

Un hombre de California se ha roto un tendón en el dedo pulgar después de pasar demasiado tiempo jugando a Candy Crush, según un informe del caso que ha sido recogido por Livescience.  Si por algo es interesante este caso es porque a pesar de que este tipo de lesiones suelen ser bastante dolorosas, este hombre no se dio cuenta de que se había roto el tendón mientras estaba jugando.

 

Este caso nos demuestra que en ocasiones los videojuegos pueden adormecer el dolor de las personas. "Tenemos que ser conscientes de que ciertos videojuegos pueden actuar como analgésicos digitales", ha destacado el doctor Andrew Doan, un co-autor del informe del caso y jefe de investigación de las adicciones en el Centro Médico Naval de San Diego.

 

Este joven adicto a Candy Crush tiene 29 años y decidió ir al médico porque estaba teniendo problemas al mover su pulgar izquierdo. En el hospital admitió que había estado jugando a la mítica saga todo el día durante mínimo seis semanas. El hombre jugaba con su mano izquierda mientras utilizaba su mano derecha para otros quehaceres, según han explicado en el informe.

 

Después del examen médico y de la realización de una resonancia magnética en la mano, los médicos llegaron a la conclusión de que el hombre se había roto el tendón por mover continuamente el pulgar y le advirtieron de que necesitaba una cirugía para poder repararlo.