Un 80% de los usuarios considera que paga demasiado por las tarifas de agua

La administración ahorraría 50 millones anuales usando agua del grifo

El 42% reclama que no fue informado de la última interrupción del servicio por parte de la empresa abastecedora, según ha indicado FACUA.

Un 80% de los usuarios considera que la tarifa de su suministro domiciliario de agua es cara o muy cara, frente a sólo el 3% que la considera barata o muy barata. Por su parte, el 14% estima que el coste al que le facturan el agua es justo.

 

Son algunos de los datos que se desprenden de la última encuesta realizada por FACUA-Consumidores en Acción para conocer el grado de satisfacción de los consumidores con el suministro domiciliario de agua y de conocimiento de sus derechos.

 

El estudio ha sido realizado entre el 15 de noviembre y el 19 de diciembre sobre un total de 5.586 personas a nivel nacional.

 

FACUA reclama que los ayuntamientos y entidades gestoras den participación a las asociaciones de consumidores a la hora de diseñar y fijar las tarifas y que éstas formen parte de los consejos de administración de las empresas gestoras.

 

Derechos de los usuarios

Otros de los datos obtenidos reflejan cómo el 94% de los usuarios desconoce sus derechos en caso de sufrir un corte temporal del suministro domiciliario de agua. El 42% ni siquiera fue informado de la última interrupción del servicio por parte de su empresa abastecedora.

 

FACUA continúa demandando una norma marco de mínimos que regule aspectos ligados a la calidad o continuidad del servicio, tales como las indemnizaciones que se pueden percibir en caso de cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o la periodicidad de lectura de los contadores y facturación.

 

El 62% de los encuestados considera que la factura no se entiende fácilmente. De hecho, el 38% de los encuestados desconoce qué conceptos les están cobrando por el suministro.

 

FACUA indica que en algunas facturas pueden aparecer cánones o recargos autonómicos que repercuten en los consumidores con carácter finalista, habitualmente con el objetivo de sufragar obras de abastecimiento, saneamiento o depuración.

 

Reclamaciones

Una de cada tres reclamaciones presentadas por los usuarios contra su abastecedora de agua se debe a problemas con la facturación (36%).

 

Otros motivos fueron las discrepancias con las condiciones del servicio (21%) o por cortes de suministro (14%). Un 12% de los encuestados ha presentado una reclamación en el último año.

 

Dos de cada cinco encuestados considera el sabor del agua del grifo como malo o muy malo (40,7%). Sólo el 10% de los usuarios cree que el agua es muy buena al gusto, mientras que el 26% la considera buena y el 23% regular.

 

Sólo el 9% de los usuarios sabe que la autoridad competente en materia de calidad de agua es su comunidad autónoma. El 28% le atribuye erróneamente estas competencias a los ayuntamientos, mientras que el 24% lo hace a la empresa suministradora y el 1% al Estado. El 37% directamente lo desconoce.

 

FACUA recuerda que, en España, el suministro domiciliario de agua es competencia de los ayuntamientos, que lo gestionan desde el propio ente o a través del otorgamiento de las concesiones de servicio a empresas públicas, privadas o mixtas.

 

Reivindicaciones de FACUA

Además de lo expuesto, FACUA considera que deben quedar recogidos en un marco legal de aplicación a todos los usuarios de este servicio público conceptos como las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos que garanticen la suspensión o la baja en el suministro y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

 

A ello se le añade la necesidad de establecer una norma  que clarificase el precio del agua y los conceptos repercutibles a los usuarios por parte del sector, con el fin de fomentar un modelo lo más claro posible, reclama FACUA.

 

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas que prestan este servicio cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios, y que estén adheridas a procedimientos de resolución extrajudicial de conflictos como el Sistema Arbitral de Consumo.

 

Conciencia ecológica

La encuesta de FACUA constata un buen nivel de concienciación ecológica y de ahorro entre los consumidores encuestados. Así, el 91% asegura tener presentes medidas de ahorro como cerrar el grifo mientras se lava los dientes o al enjabonarse en la ducha; opción ésta última preferida ante el baño en un 99%.

 

Un 60% de los usuarios dice usar el modo de media carga cuando es necesario en electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas, frente al 22% que no lo hace porque su aparato no lo permite. Sólo el 11% reconoce no usarlo a pesar de disponer de esta opción.

 

En cuanto a la media carga en la cisterna, un 68% de los hogares de los encuestados cuenta con esta opción, y aproximadamente la mitad de los encuestados dispone de reductor de caudal en sus grifos.