Un 8% más de pago en las tarifas disuasorias del parking de la Plaza del Milenio por un "error"

La Plaza del Milenio de Valladolid, donde se sitúa el parking. TRIBUNA

Sacyr, la empresa que lleva el parking por concesión municipal, ya ha vuelto a recuperar los anteriores precios, aprobados en febrero.

Sacyr, empresa concesionaria del aparcamiento subterráneo de la Cúpula del Milenio de Valladolid, ha incrementado la tarifa de la planta que funciona como disuasoria en torno a un 8 por ciento durante al menos ocho días laborables "por error", situación que ha quedado subsanada en la tarde del miércoles.

 

Un folio plastificado, adherido sobre la placa que informa de las tarifas en los accesos al subterráneo, informaba desde al menos el miércoles de la pasada semana de que el precio del estacionamiento entre las 7.30 y las 15.30 horas era de 2,55 euros; mientras que entre las 15.30 y las 20.30 asciende a 2,10 euros.

 

Se trataba de la segunda subida del precio en tres meses, ya que el Área de Seguridad y Movilidad del Consistorio, dirigida por el concejal Manuel Sánchez, accedió el pasado 3 de febrero a la solicitud de la concesionaria de incrementar los precios tanto del primer sótano que funciona con tarifa rotatoria, con cobro por minuto, como en la disuasoria del segundo, con un coste más económico que tarifica las mañanas y tardes completas los días de diario mientras que el resto del tiempo pasa a cobrar como el primer sótano.

 

En esa ocasión el incremento fue mucho menos notable en la tarifa disuasoria, pues se pasó de 2,30 a 2,35 euros en el tramo matinal y de 1,90 a 1,95 en el de la tarde. Pero la última modificación suponía una nueva subida del 8,5 por ciento en la tarifa de mañana, hasta los 2,55 euros; y del 7,6 por ciento por las tardes, hasta 2,10 euros.

 

Fuentes municipales han informado de que la última modificación que se aprobó en el Consistorio fue la que data del pasado 3 de febrero y que el incremento reciente era "un error" que se iba a subsanar. De hecho, unas horas después, en la tarde del miércoles, un nuevo apósito de papel pegado con celofán informaba junto a la máquina de pagos del aparcamiento de que los precios eran 2,35 y 1,95 euros, respectivamente.