Última llamada para el campeón

La juventud serbia mide las dudas de una España sin margen de error en el momento en que llegan los partidos a vida o muerte. 


 

 

FICHA TÉCNICA

 

SERBIA: Nedovic, Markovic, Bogdanovic, Bjelica y Nenad Krstic --posible cinco inicial--; Micic, Nemanja Krstic, Kalinic, Gagic, Andjusic, Katic y Stimac.

 

ESPAÑA: Rubio, Calderón, Fernández, Claver y Marc Gasol --posible cinco inicial--; Rodríguez, Llull, San Emeterio, Aguilar, Mumbrú, Gabriel y Rey.

 

PABELLÓN: Stozice Arena de Ljubljana.

 

HORA: 17.30/Cuatro.



 

La selección española de baloncesto, agujereada por las dudas a lo largo del Eurobasket de Eslovenia, está llamada a sacar su impronta de campeón a partir de este miércoles (17.45/Cuatro), cuando afronte el momento de la verdad con el duelo de cuartos de final frente a una Serbia joven y hambrienta.

 

Cinco victorias y tres derrotas jalonan el camino hasta las eliminatorias de España, demasiada incertidumbre para un equipo llamado a conquistar la triple corona europea de forma consecutiva. Los tropiezos frente a Eslovenia, Grecia e Italia llegaron con un denominador común: ventaja desperdiciada y apagón general del equipo en los momentos decisivos.

 

La 'guinda' llegó el lunes contra la selección italiana, que perdía por 13 puntos a falta de cinco minutos y acabó ganando en la prórroga. Se volvían a repetir los rostros de incredulidad en la plantilla española, que apenas pudo rescatar una buena noticia, la gran actuación de Marc Gasol, autor de 32 puntos -su récord con la selección- antes del aguerrido duelo que le espera en la 'pintura' con Nenad Krstic.

 

Tanto España como Serbia giran en torno a sus respectivos pívots titulares, líderes sobre la cancha gracias a su inteligencia y versatilidad. El pívot del CSKA Moscú, con pasado NBA, es el máximo anotador del combinado 'plavi' (16.7 puntos, 5.4 rebotes) y a sus 30 años el hombre más veterano de un equipo plagado de juventud.

 

Apenas 24,2 años de media atesora la plantilla, con nueve jugadores debutando en una gran competición internacional senior y pergeñada por uno de los 'zorros viejos' del baloncesto mundial, Dusan Ivkovic, ganador de un Mundial, tres Eurobasket y una plata olímpica con la antigua Yugoslavia. Pero el aguerrido carácter balcánico no entiende de edades, como demuestran las victorias frente a Francia y Lituania, dentro de un Eurobasket en el que también aparecen derrotas ante Macedonia, Montenegro y Ucrania.

 

LA AMENAZA DE BJELICA FRENTE A LAS DUDAS DE CLAVER

 

Junto con Krstic, el otro gran argumento ofensivo es Nemanja Bjelica, que acaba de cambiar Vitoria por Turquía. Convertido en la herramienta multiusos del conjunto balcánico (11.4 puntos y 7.3 rebotes), el ala-pívot, capaz de jugar por dentro y por fuera, amenaza desde una posición muy peligrosa para España, ya que Víctor Claver sigue ofreciendo dudas y Pablo Aguilar apenas está contando en los momentos importantes.

 

En las posiciones exteriores, destacan Stefan Markovic -recién desvinculado del Valencia Basket-, el flamante fichaje de Golden State Warriors, Nemanja Nedovic, o un certero 'francotirador' como Bogdan Bogdanovic, que acumula 16/34 en triples a lo largo del torneo. Para frenar este potencial, España deberá apretar los dientes en los momentos importantes y demostrar por qué se mantiene como la mejor defensa del torneo ante un rival sin los ausentes Teodosic, Savanovic, Macvan o Velickovic, verdugos en el mismo cruce fatídico del Mundobasket de 2010 decidido por un lejano e impensable triple del base.

 

Junto a Marc Gasol, Rudy Fernández y la trayectoria ascendente en la posición de base de José Manuel Calderón y Sergio Rodríguez, la experiencia es el otro gran arma española para acceder a la octava semifinal europea consecutiva. Con 28.1 años de media en sus filas y un sinfín de partidos importantes a sus espaldas, España, que ya flaqueó en las fases iniciales de anteriores torneos, quiere recuperar su mejor versión, esa que suele mostrar cuando los partidos son a vida o muerte.

 

Al otro lado de la balanza, pesarán las ausencias de Pau Gasol o Juan Carlos Navarro, por lo que Juan Antonio Orenga está llamado a plantear nuevas alternativas que desatasquen al equipo en el último cuarto, donde se han producido los mayores bajones de rendimiento. El seleccionador español también está llamado a acallar las críticas que está recibiendo por el irregular periplo de un equipo que sigue teniendo "hambre de éxito", como el propio preparador ha advertido.