UGT y PSOE de Valladolid creen que los retrasos en los talleres de Renfe afectarán a la carga de trabajo

El secretario general de SMC-UGT en Castilla y León, Felipe de Diego, y el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente. TRIBUNA

Así lo han señalado el secretario general de SMC-UGT en Castilla y León, Felipe de Diego, y el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, tras una reunión este jueves.

El sindicato UGT y el Grupo Municipal Socialista han advertido de que más retrasos en el traslado de los talleres de Renfe del paseo de Farnesio de Valladolid a las nuevas instalaciones en San Isidro podrían hacer peligrar la carga de trabajo.

 

Así lo han señalado el secretario general de SMC-UGT en Castilla y León, Felipe de Diego, y el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, tras una reunión para analizar la marcha de esta infraestructura.

 

De Diego ha explicado que las obras llevan un retraso de unos seis meses, que es un "límite aceptable", y "desde fuera" se baraja que el traslado pudiera producirse en febrero o marzo, pero los técnicos encargados del mismo cuestionan ya esa fecha y piensan en uno o dos meses más de demora.

 

En los talleres falta aún el montaje de los puentes grúa y el sistema de lavado de los trenes, lo que podría influir en este retraso, que haría que la inauguración se produjera "más cerca de mayo que de febrero", por lo que el sindicalista teme una posible "utilización política" del tema.

 

En este sentido, ha recordado que actualmente la marcha de las obras pueden ser compatibles con las cargas de trabajo presentes y futuras, pero una demora podría poner en cuestión las mismas, sobre todo en lo que se refiere a trabajo con trenes AVE. Además, ha recordado que la convivencia de los dos talleres se prolongaría 20 semanas durante el traslado.

 

En este contexto, Óscar Puente, tras recordar que el ferroviario es un sector "estratégico" y en los talleres hay cerca de 500 empleos directos, ha señalado que se está ante la "fase crítica" de traslado a las nuevas instalaciones, que puede ser "inminente".

 

El presidente del Grupo Socialista ha señalado que tiene que hacerse pensando en conservar y potenciar la carga de trabajo de los actuales talleres y en la que pueda llegar y "huir de intereses electoralistas", lo que implica que en el "manejo de tiempos" no se debe pensar en "cortar cintas" sino en los trabajadores.

 

SOCIEDAD ALTA VELOCIDAD

 

Por otro lado, Óscar Puente ha llamado la atención sobre otra cuestión que también preocupa al Grupo Socialista como es la situación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad por la información que llega al Ayuntamiento, ya que se informó a la oposición de que todas las obras de acceso a los talleres se financiarían con cargo a la entidad, pero el último contrato lo licita y aparentemente costea Adif.

 

Por ello, ha preguntado si, como "temen", hay una incapacidad financiera de la Sociedad, que ha recordado que pidió un crédito de 400 millones de euros que no sabe si ya se han gastado tras el soterramiento del Pinar y el acceso a los talleres, sobre todo a la vista de que será difícil vender suelo y que haya que devolver los préstamos.

 

Puente ha apuntado a que el Gobierno municipal tiene un 25 por ciento de participación en dicha Sociedad y el año que viene hay elecciones, por lo que se quiere conocer cómo se encuentra la situación.

 

Finalmente, para que todo no sean "malas noticias", Felipe de Diego ha destacado el incremento de carga de trabajo que ha registrado Redalsa, empresa del grupo Adif, que trabaja en el AVE a La Meca, hasta donde han viajado técnicos de la sociedad y que se ha hecho con trabajos de perfilado de carril en Cataluña.