UGT y CC.OO. acusan a los administradores de Metales de velar por intereses financieros y no de los trabajadores

Fotos: BORIS GARCÍA

Los representantes de UGT y CC.OO. han acusado este lunes a los administradores concursales de Metales Extruídos de velar por los intereses de las entidades financieras y no por el beneficio de los trabajadores, de la actividad industrial y de la sociedad de Valladolid.

Así de tajantes se han mostrado el secretario regional de la MCA-UGT, Pedro Hojas, y el delegado provincial de Industria, Jesús Jañez, en una comparecencia de prensa en la que han hecho un llamamiento al juez de lo mercantil para que piense en el tema social y en los cientos de trabajadores que han quedado desprotegidos.

 

"No estamos para jugar con los intereses económicos", ha advertido Hojas, que ha pedido al juez de lo Mercantil que no adjudique la planta al grupo mexicano por el que se han decantado los administradores concursales por tratarse de una oferta sin voluntad por el empleo ya que "supuestamente" sólo compromete un máximo de 70 puestos de trabajo, de los 240 que había en un principio, y no garantiza la plena actividad de la planta vallisoletana.

 

"Nos han dado la espalda a los trabajadores", ha lamentado Hojas, al que ha secundado Jesús Jáñez, quien ha acusado a los administradores concursales de haber "traicionado" a la parte social al decantarse por una de las cuatro propuestas que menos favorece a los intereses laborales y a la actividad industrial, ya que sólo garantiza este segundo precepto "por un tiempo y para vestir la película".

 

Hojas ha recordado asimismo que la propia Junta de Castilla y León se ha mostrado a favor de un proyecto industrial que mantenga el empleo y la actividad en la fábrica de Valladolid y ha criticado que los administradores tampoco hayan hecho caso al Gobierno autonómico y al propio Ayuntamiento de Valladolid.

 

"Los trabajadores están peleando por mantener toda la actividad productiva", ha recordado Jáñez momentos antes de participar en una concentración de cerca de medio centenar de empleados ante la sede de la Administración Concursal de Metales Extruídos y tras una pancarta en la que se podía leer 'Metales Extruídos. Solución Ya'.