Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

UGT ve algún interés en que la sanidad de Castilla y León no funcione

Carmen Ámez ha acusado a la Consejería de Sanidad de ir hacia la privatización sanitaria iniciada en Madrid.

La secretaria de la FSP-UGT en Castilla y León, Carmen Ámez, ha expresado este martes su rotundo convencimiento de que hay "alguien" en la Comunidad Autónoma al que no le interesa que funcione la sanidad pública en favor de la sanidad privada.

 

Además, Ámez ha lamentado la falta de datos e información sobre el funcionamiento de las unidades de gestión clínica en los servicios de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y de Psiquiatría del Hospital Virgen de la Concha de Zamora, puestos en marcha hace ya seis meses.

 

Tras acusar a los responsables de la sanidad pública de Castilla y León de estar entreteniendo mes a mes a la ciudadanía con nuevas formas de gestión sanitaria, la secretaria regional de la FSP-UGT ha cargado en concreto contra el director general de Asistencia Sanitaria, José María Pino Morales, por la "ineficaz" e "inadecuada" valoración del funcionamiento de estas dos unidades de gestión pública presentada el pasado viernes.

 

"En ningún momento se nos ha presentado la reducción económica real que ha supuesto el funcionamiento y la comparativa con respecto a las otras formas de gestión existentes actualmente", ha advertido Ámez, que ha asegurado desconocer también la valoración de la actividad concreta de ambas unidades de gestión con datos concretos sobre el número de consultas externas, el número de citas de primera consulta o reprogramadas o los pacientes ingresados.

 

Del mismo modo, ha cuestionado la falta de encuestas de satisfacción por parte de los usuarios de estas dos unidades de gestión, una fórmula que, según ha asegurado el director general de Asistencia Sanitaria, se introducirá "sí o sí", en palabras de la sindicalista que ha asegurado que la intención de la Junta es crear nuevas unidades de gestión sin vincular la decisión a los resultados de los dos programas piloto.

 

Ámez, que ha advertido de que estas unidades de gestión vulneran la normativa del Ministerio de Sanidad, se ha mostrado convencida, además, de que no mejoran en ningún momento la calidad sanitaria en la Región por lo que ha solicitado datos objetivos sobre el ajuste presupuestario de estos dos programas piloto con desgloses por capítulos y datos relativos a indicadores de actividad.

 

Del mismo modo, ha reclamado la copia del convenio de colaboración entre la Consejería de Sanidad y la Fundación Intras en Zamora ante las "escandalosas" informaciones sobre las visitas de miembros de la Unidad de Gestión Clínica a pacientes de psiquiatría que están en pisos tutelados o de acogida.

 

La sindicalista considera conveniente también conocer los datos sobre la adhesión de profesionales a estas nuevas unidades de gestión al mismo tiempo que ha advertido del peligro que supondrá convertir a estos trabajadores en personal laboral. "Ojito con la pérdida de condiciones laborales", ha advertido Ámez, que ha pedido, por último, la relación de la prestación de servicios ajenos a ambas unidades.

 

Carmen Ámez ha definido por último la valoración de la Junta sobre el funcionamiento de estas dos unidades como "mediocre, ineficaz e inexacta" y ha acusado a la Consejería de Sanidad de ir hacia la privatización sanitaria iniciada en Madrid.