UGT reclama a El Árbol y DIA "flexibilidad interna y extinciones no traumáticas" en las 21 tiendas que se cerrarán

El sindicato se ha erunido con las direcciones de ambas empresas.

El sindicato UGT ha reclamado a las direcciones empresariales de Supermercados El Árbol y Grupo DIA que se apliquen medidas como la "flexibilidad interna, extinciones no traumáticas y en condiciones dignas o voluntariedad" para hacer frente al proceso de fusión, que implicará según los últimos datos el cierre

 

Según han informado fuentes sindicales, se ha celebrado una reunión con las direcciones de El Árbol y del Grupo DIA, que se encuentra en proceso de adquisición de la primera, para la presentación del nuevo plan de negocio.

 

UGT ha explicado que los representantes han explicado las medidas que se tomarán y que incluyen el cierre de 21 tiendas -inicialmente, el regulador de la Competencia recomendó el de sólo siete-, la transformación de otras ocho al formato DIA y la amortización y traslado de determinados puestos de trabajo de la estructura central de El Árbol como consecuencia de la concentración de los servicios centrales en el Grupo DIA.

 

El sindicato ha señalado que ha manifestado su "disposición" de afrontar la búsqueda de soluciones, "de manera dialogada y transparente, que tengan como objetivo el menor impacto sobre el empleo y las condiciones de las personas que trabajan en El Árbol", y han planteado soluciones y fórmulas como "flexibilidad interna, extinciones nos traumáticas y en condiciones dignas o voluntariedad".

 

Asimismo, han planteado la necesidad de acometer una primera fase de negociación en la que planificar y buscar las fórmulas para solucionar las problemáticas planteadas, "antes de iniciar cualquier procedimiento colectivo oficial" que pueda ser exigido para la reorganización apuntada por la representación empresarial.

 

Al respecto, han asegurado que la empresa ha aceptado este planteamiento y todas las partes se han comprometido a negociar "con transparencia y agilidad", para lo cual se ha acordado un calendario de reuniones durante este mes de noviembre.

 

En el comunicado han añadido que la representación empresarial ha informado de la "compleja situación económica en la que se encontraba El Árbol y de la aguda evolución negativa durante estos últimos meses", pero han transmitido que los trabajadores no habían sido informados "del alcance de la misma", lo que consideran "producto de la errática gestión llevada a cabo por el anterior equipo directivo".