UGT CyL celebra el 27 y 28 de abril su VI Congreso, "marcado por la recesión", al que llega con un 5% más de afiliados

A la cita, que se concentra en dos días para ganar en participación, acudirán 165 delegados que debatirá 516 enmiendas


VALLADOLID, 16 (EUROPA PRESS)

UGT Castilla y León celebrará los días 27 y 28 de abril en Valladolid su VI Congreso, "marcado por la recesión" y al que llega con un 5 por ciento más de afiliados que hace cuatro años a pesar de la crisis, según ha explicado su secretario regional, Agustín Prieto, quien optará a la reelección por última vez.

En esta ocasión la cita congresual se reduce a dos días por la situación y porque se pretende que sea más participativo, que todos los afiliados, tengan o no horas sindicales, puedan acudir. Así, será "muy muy apretado", ha dicho Prieto, quien ha incidido en que se concentra el trabajo de tres o cuatro días en tan solo uno.

Agustín Prieto ha destacado el hecho de que el sindicato a pesar de la situación llegue con una cifra de afiliación de 71.244 personas frente a las 67.751 de la anterior cita, un 5 por ciento más, por lo que ha mostrado su satisfacción por que los trabajadores "no hayan dado la espalda a los sindicatos" y UGT sea una fuerza social "muy importante" en Castilla y León y amplíe su implantación en las provincias.

Del total de afiliados, el 64 por ciento son hombres y casi el 36 mujeres, un 21, 33 por ciento (15.196) tiene menos de 35 años, 9.685 son parados, 6.205 jubilados y los otros 55.354 ocupados.

Todos ellos estarán representados en el Congreso a través de 165 delegados que analizarán la situación del mundo del trabajo y la sociedad en general para tratar de dar respuestas, ha asegurado el secretario general del sindicato, quien ha incidido en que "jamás un congreso se ha celebrado en una situación tan difícil", con cuatro años de crisis y el país en una situación "complicada".

Prieto ha explicado que se analizará el contexto económico, que pasa por un incremento de los desempleados en 700.000 personas en los últimos 15 meses, 40.000 de ellos en Castilla y León, muchos de ellos sin prestación económica, al tiempo que ha mostrado su preocupación por las personas en riesgo de exclusión social y pobreza. Por su parte, los trabajadores, ha añadido, han registrado una caída del poder adquisitivo de un 3,5 por ciento de media, aunque entre los empleados públicos se sitúa entre un 14 y un 16 por ciento.

El secretario regional de UGT ha repasado la situación de España con una recesión que "marca" este congreso y que "todo apunta" a que no ha acabado y se prolongará este año y posiblemente el siguiente, una prima de riesgo que mucho más alta con el actual Gobierno, un rescate financiero que ha tenido una repercusión "importante", con una deuda pública muy alta y un déficit que si se cuenta el citado rescate puede llegar al entorno del 10 por ciento.

Todo ello, aunque no le guste al Gobierno, ha configurado una "marca España" que refleja precariedad, una reforma laboral que ha dado "al traste" con derechos sociales y muchos valores democráticos, ha asegurado Prieto.

Ante esta situación, el secretario de UGT ha defendido el papel del sindicato, que a través de más de 6.000 delegados en Castilla y León elegidos democráticamente en procesos en los que participa el 90 por ciento de la plantilla suponen una "verdadera" representatividad que, ha aclarado, es diferente a la de los partidos políticos.

Además, ha incidido en la función de negociación colectiva que llevan a cabo los sindicatos, con un desgaste y unos recursos que corren de su cuenta, y se benefician todos los trabajadores, a diferencia de los sistemas establecidos en otros países. Por este papel, ha añadido, se reciben determinadas subvenciones que si se quitan no supondrá que se siga trabajando, al igual que en los últimos 125 años, cuando se han ido "adaptando" a la situación.

En este contexto, Prieto ha defendido su autonomía para organizarse como quieran los trabajadores y no como quieran las instituciones. "Nuestra casa se organiza como uno quiere", ha dicho el líder de UGT, quien ha recordado que el sindicato hace una evaluación "continua" con el sometimiento de sus actuaciones al Comité cada seis meses, cuando se analiza lo que se ha llevado a cabo y se corrigen los fallos.

En el Congreso, ha explicado, se desarrollarán diferentes ponencias, se presentará un programa de acción para dar respuesta a las necesidades sociales de forma "eficaz" y se debatirán 516 ponencias, de las que 100 se dirigen a normativa interna, 71 a estatutos y 341 al programa de acción.

Tras debatir "una a una" se reflejarán en las conclusiones, ha afirmado Agustín Prieto, quien ha señalado que el Congreso tiene también que elegir diferentes órganos, incluida su nueva ejecutiva, a la que presentará para ser reelegido en lo que sería su tercer mandato, el último tanto por su edad como por la limitación de tiempo que se ha determinado en el último congreso federal y porque considera que dos o tres mandatos es lo adecuado para llevar a cabo un programa.

El secretario general considera que se ha llevado a cabo una buena labor en ocho años tanto externa como internamente y cree que ahora hay que "rematar" con otros cuatro años.

PROGRAMA DE ACCIÓN

Agustín Prieto ha desgranado el programa de acción, que incluye la petición de una reforma constitucional para regular el referéndum y se pueda legitimar la representación de las acciones de los representantes políticos elegidos.

En este sentido, ha explicado que se trata de una democracia más participativa y se evite que se "engañe" a los ciudadanos al votar porque los partidos iban a las elecciones con un programa y lo "han incumplido" pero "no pasa nada", por lo que pide un referéndum vinculante para el refrendo o no del Gobierno.

Además, el sindicato aboga por un reflejo real de los votos en las cámaras de representación, una España federal, un papel "esencial" de las entidades locales y la eliminación de las diputaciones provinciales, que considera que "sobran" y cuyo personal y funciones debería asumir la Junta con una comarcalización adecuada.

En este sentido, Agustín Prieto ha pedido al Ejecutivo autonómico que se deje de "zarandajas", a veces con el apoyo de la oposición, para "parecer que hacen algo" y tenga en cuenta a las personas y los desequilibrios territoriales de la Comunidad porque si no considera que la ordenación territorial "no aporta nada".

En cuanto a la Agenda de la Población, el secretario general de UGT ha reiterado su petición de que se contemple que los ciudadanos tienen derecho a trabajar en Castilla y León, en igualdad de oportunidades, y no se forme a los jóvenes para después irse fuera.

Otras de las cuestiones por las que aboga el sindicato es la reforma de la política fiscal, con un IRPF que en su tramo autonómico grave a las rentas más altas, la eliminación de impuestos indirectos como el denominado 'céntimo sanitario' o retomar el impuesto de sucesiones.

UGT reivindica unos servicios públicos "eficaces, eficientes y de calidad", sin "experimentos" como el del Hospital de Burgos, así como reactivar las inversiones en infraestructuras tanto educativas como sanitarias, que podrían quedar "desfasadas".

En materia energética, Prieto ha manifestado su apoyo a la energía autóctona, concretamente a la minería y ha criticado la actuación del Gobierno de España en esta cuestión, "con el beneplácito" del Ejecutivo autonómico, del que ha asegurado que está "hasta la coronilla" oír hablar de que apoya al carbón.

Además, el secretario de UGT ha abogado por negociar el II Acuerdo Marco de Competitividad, a punto de finalizar, el Plan Estratégico de Responsabilidad Social Corporativa, al tiempo que ha defendido la necesidad de velar por la salud laboral.

Prieto ha reclamado al Gobierno autonómico además políticas activas de empleo más potentes, ya que en el momento en el que más se necesitan se ha "desmantelado" un servicio público de empleo que cree que debería tener más gente dedicada.