UCCL pide medidas ante el aumento del lobo y señala la preocupación de los ganaderos

Res muerta por un ataque de lobo.

UCCL ha advertido este miércoles de que el incremento en un 20% del censo de lobos en la Comunidad representa a su vez un aumento de la conflictividad con la ganadería "que, a fecha de hoy, continúa sin estar resuelto".

En un comunicado de prensa recogido por Europa Press, la Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL) ha pedido a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que ponga los medios necesarios ante este aumento de la población del lobo "y que tome las medidas adecuadas para resolver los casos concretos en los que se han producido ya los ataques de lobo, pues suponen un elemento más para agravar la profunda crisis de rentabilidad por la que están pasando las explotaciones ganaderas de la Región".

 

UCCL ha recordado que ha denunciado en diversas ocasiones el aumento de la presencia del lobo, sobre todo al Sur del Duero, donde se ha constatado un incremento del 26 por cientoSegún los datos oficiales, en la actualidad hay 1.600 lobos en Castilla y León, establecidos en 179 manadas (152 en la zona Norte del Duero y 27 en la zona Sur), lo que representa un incremento del 20 por ciento con respecto al censo de 2001, que censó 149 manadas.

 

Para UCCL, este incremento es especialmente significativo en las provincias de Ávila donde se ha pasado de una a seis manadas, en León donde el incremento es de 44 manadas a 54, en Segovia donde las manadas se han duplicado y en Zamora, donde se ha pasado de 36 a 45 manadas.

 

"Al incremento poblacional del lobo hay que sumar la presencia del mismo en las zonas periurbanas", han advertido desde UCCL que han recordado que los lobos han sido avistados en numerosas ocasiones en las inmediaciones de los pueblos, un acercamiento "consecuencia de su incremento poblacional y que ha dado lugar a que los ataques a la ganadería se hayan intensificado".

 

UCCL ha lamentado a este respecto la "indefensión" que soportan los ganaderos ante esta situación, "que pone en evidencia que el sistema no está funcionando, no sólo no hay resarcimiento patrimonial sino que de momento no se están tomando las medidas oportunas para eliminar la conflictividad generada". "Estamos en la época de parideras y los ganaderos están preocupados con lo que pueda ir sucediendo en los próximos días", han añadido desde UCCL.