UCCL dona 4.300 kilos de patatas a la Asociación Entrevecinos de Valladolid

La organización agraria UCCL de Castilla y León ha entregado un total de 4.300 kilogramos de patatas a la Asociación Entrevecinos de Valladolid como modo de denuncia de la especulación en el sector.

UCCL de Castilla y León ha entregado este martes un total de 4.300 kilogramos de patatas a la Asociación Entrevecinos de Valladolid como modo de denuncia de la "especulación" que aseguran que se produce en el sector ya que se paga al productor a entre seis y diez céntimos de euro por kilo, lo que no cubre los costes de producción.

 

Representantes de UCCL, encabezados por el coordinador provincial de la organización, Ignacio Arias, y el responsable del sector de la patata en Castilla y León, Guillermo Ruiz, han llevado un camión cargado con los más de 4.000 kilogramos hasta la sede de la Asociación Entrevecinos, en los locales de la Asociación Unión Esgueva del barrio España.

 

Como ha recalcado Ruiz, en los últimos años las organizaciones agrarias han realizado protestas por los bajos precios de la patata "tirándolas, quemándolas o regalándolas a la gente", pero en esta ocasión han decidido donarlas a una asociación benéfica debido a la situación económica por la que atraviesan muchas familias.

 

Las patatas, procedentes de los cultivos de un agricultor de Sieteiglesias de Trabancos (Valladolid), se han abonado al productor al precio habitual de mercado que abonan los distribuidores este verano --unos ocho o diez céntimos de euros-- pero para "poner en valor" el precio que considerarían justo --entre 15 y 17 céntimos-- también han entregado la diferencia --unos 250 euros-- a la Asociación.

 

Guillermo Ruiz ha explicado que ya cuando comenzó la producción de patata en Andalucía se vio que los precios eran bajos, pero en la zona de Castilla y León la situación es "incluso peor", algo que achacan a la "especulación" de los embolsadores y distribuidores que "juegan con el miedo" de los productores.

 

De hecho, ha apuntado que los datos aportados por la industria del sector no coinciden con la realidad, pues señala que éstos defienden que la producción de esta campaña es "un 30 por ciento mayor" con respecto a la de 2013, cuando asegura que realmente este año se han plantado "1.000 ó 1.500 hectáreas menos". Por ello, ha considerado que "no se entiende cómo con la misma producción y el mismo consumo, el precio esté por los suelos".

 

Ruiz ha recordado que en la campaña de 2013 el precio que percibían los productores era de entre "25 y 30 céntimos de euro por kilo", lo que permitía cubrir los costes producción cifrados entre 12 y 14 céntimos, algo que en 2014 no se consigue. En la actualidad los consumidores pueden encontrar patatas a entre 60 ó 70 céntimos, según el representante de UCCL.

 

RECLAMAN UN "COMPROMISO REAL"

 

Ante esta situación, Guillermo Ruiz ha reclamado a las administraciones un "compromiso real" con el sector de la patata y que "deje de vender planes estratégicos" pues considera que el que se puso en marcha en 2010, otro año "muy complicado" en el sector de la patata, "no sirvió para nada".

 

Del mismo modo, ha apostado por mejorar la información al consumidor pues ha reflexionado que la mayor parte de la patata procedente del extranjero se vende lavada, cuando ha subrayado que "lo que se come es lo de dentro".

 

Las patatas donadas por UCCL a la Asociación Entrevecinos pasarán a integrar la denominada 'tienda solidaria' de esta organización promovida por los colectivos vecinales de la ciudad y que trabaja principalmente para atender las necesidades de las personas desempleadas y en riesgo de exclusión social.

 

Esta Asociación distribuye alimentos entre las personas asociadas al programa en la 'tienda solidaria'. Según ha explicado el representante de la organización, José Andrés Herranz, unas 15 familias integran el programa actual de verano, si bien en lo que va de 2014 hasta 150 se han beneficiado del trabajo de Entrevecinos.