Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

UCCL denuncia una drástica reducción en el número de ganaderos por la escasa rentabilidad de las explotaciones

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha denunciado que la falta de rentabilidad de las explotaciones ganaderas está provocando una continúa pérdida de ganaderos en el sector de vacuno de leche de Castilla y León, que se constata al pasar de los casi 41.000 el año 1987 a los menos de 2.000 el año 2013

Para esta Organización, la única forma de cortar la sangría de activos que denuncia no es otra que mediante la puesta en marcha de los mecanismos necesarios que garanticen la rentabilidad de las explotaciones ganaderas, para lo que resulta imprescindible la existencia de un marco estable de relaciones contractuales, en el que las partes actuantes lo hagan en igualdad de condiciones, lo que corregiría la posición de dominio que ejerce actualmente la industria láctea al objeto de fijar un precio rentable, así como la articulación de mecanismos que evite la volatilidad del precio de los factores de producción.

 

Tomando como referencia los datos estadísticos existentes sobre el sector vacuno de leche en Castilla y León los últimos años, la constante de este sector se enmarca en una permanente situación de crisis, propiciada, principalmente por una bajada del precio en origen de las producciones ganaderas y por el incremento del precio de los factores de producción, en particular, el vinculado a las materias primas necesarias para la alimentación animal, que se corresponde con el factor que mayor peso tiene en el conjunto de los gatos de producción.

 

La situación de crisis continuada, ha conllevado que el sector vacuno de leche de nuestra Comunidad Autónoma haya sufrido una constante pérdida de ganaderos, que se constata tomando como referencia los existentes el año 1987 (coincide con la petición formulada por los ganaderos para el reparto de la cuota láctea asignada a España, a raíz de nuestro ingreso en la antigua Comunidad Económica Europea –actual Unión Europea-) casi 41.000 y los que existen en la actualidad menos de 2.000, lo que significa una reducción en número de ganaderos de 39.043 y en porcentaje -95,32% (se ajunta tabla relacionada con la evolución de ganaderos).

 

La evolución del sector que se indica en el párrafo precedente, se debe a la falta de rentabilidad de las explotaciones ganaderas, motivada por la reducción del precio en origen de la leche de vaca, y en el mejor de los casos por su estancamiento (se acompaña cuadro donde se refleja la estadística de dicho precio durante los últimos años) y al incremento del precio de los factores de producción, lo que ha supuesto, en muchos casos, que el ganadero haya tenido que producir a pérdidas, es decir, los gastos superaban a los ingresos, ya que el coste de producción está entre 0,36 y 0,40 €/l, cuando el precio medio que ahora está recibiendo el ganadero está en torno a 0,33 €/l.

 

Desde el punto de vista de nuestra Organización, una forma de cortar la sangría de activos y garantizar la rentabilidad de las explotaciones, podría ser mediante la existencia de un marco estable de las relaciones contractuales, en el que las partes actuantes lo hagan en igualdad de condiciones, lo que corregiría la posición de dominio que ejerce actualmente la industria láctea al objeto de fijar un precio en origen rentable, así como con la puesta en marcha de determinados mecanismos que eviten la volatilidad del precio de los factores de producción.