Turismoto niega la mayor al alcalde de Valladolid: “Nuestras cuentas no están intervenidas”

El club Turismoto compareció para dar explicaciones por el tema Pingüinos. A.MINGUEZA

El club motero no descarta deshacerse de la marca Pingüinos, aunque asegura que es algo que debe votarse. “Parece que alguien quiere hacer negocio”, dice en referencia al Ayuntamiento.

Nuevo capítulo de un culebrón que tiene visos de no acabar. Este jueves el club organizador de la concentración motera Pingüinos, Turismoto, ha convocado a los medios para “dar su versión de los hechos" tras la anulación del evento y las palabras del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en las que aseguraba haber sido engañado. El primer edil dijo entonces que en ningún momento podría celebrarse el evento al tener el club las cuentas embargadas por problemas internos judiciales, cosa que él desconocía. ¿Y cuál es la conclusión? Que Turismoto lo niega.

 

“Las cuentas no están intervenidas, no hay ningún auto judicial que así lo diga y nuestro presidente sigue siendo nuestro presidente”, explicó José López, uno de los socios, bajo la atenta mirada del dirigente, Mariano Parellada, quien cedió la palabra en esta ocasión. Así las cosas, el club insiste en que la única razón por la que se canceló la edición de 2016 es por temor a las posibles denuncias ecologistas y a la falta de un terreno en condiciones para la acampada.

 

Tras la lectura de un comunicado, en el que se hizo un repaso a todo el entramado que está suponiendo la cancelación de las ediciones de 2015 y 2016, se procedió a explicar que el alcalde de Valladolid se equivocó con sus declaraciones y sus formas. “Él no podía asegurar que no fuera a haber denuncias de ecologistas”, hizo ver López, quien también repitió que, pese a los problemas internos de Turismoto con el tesorero José Manuel Navas, no tienen las cuentas intervenidas.

 

Y es que ese es uno de los puntos clave. El alcalde de Valladolid se sintió engañado porque para cualquier desembolso del club hace falta la autorización tanto del presidente, Parellada, como de Navas, lo cual dificultaría todo el proceso de organizar Pingüinos.

 

A día de hoy, en pleitos judiciales entre el club y el tesorero, la situación se encuentra pendiente de resolución por parte de la Audiencia, toda vez que el segundo fue expulsado hace tiempo.

 

POSIBLE VENTA

 

Y fue entonces cuando saltaron otras posibilidades, como la que ha planteado en los últimos días el Ayuntamiento de Valladolid como es comprar la marca Pingüinos y organizar por su cuenta la concentración. “Parece que alguien quiere hacer negocio”, respondió con sorna López. “Es una decisión de Turismoto, ya que es a quien pertenece la marca”. Es decir, que si se vende se dirimirá de manera conjunta y siempre bajo votación.

 

Incluso saltó a la palestra la posibilidad de formar un nuevo club y tratar de organizar todo de cero sin ninguna atadura legal, algo que parecería complicado para traspasar ciertos poderes con los problemas legales presentes. En dicho supuesto quedarían los problemas de las posibles denuncias ecologistas y de la falta de un terreno para acampar, por lo que Pingüinos 2016, a día de hoy y bajo la batuta de Turismoto, sigue pareciendo una quimera.

 

¿Y podría retrasarse y no ser en enero si esto pudiera salir adelante? “Pingüinos ha sido y será siempre el segundo fin de semana del mes de enero. Somos serios para hacer las cosas bien”, concluyó el socio de Turismoto. La cuestión es que al final, parece ser, no se hará de ninguna de las maneras.

Noticias relacionadas