Tudanca espera que el "respaldo, cariño y empatía" recibidos le lleven "en volandas" hasta la Junta

El candidato socialista a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, ha trasladado su deseo de que el "respaldo, cariño y empatía" recibidos de la gente durante la campaña electoral que hoy acaba le lleven "en volandas", como lo han hecho estos días, hasta el Gobierno de la Comunidad.

Tudanca, quien ha realizado balance de la campaña en Valladolid, ha reconocido que una de sus mayores satisfacciones ha sido el "contacto directo" con la gente, que le ha hecho sentirse llevado "en volandas" con su "respaldo y cariño", con la "empatía" que los socialistas necesitaban, ha apostillado.

Ha sido ese "apoyo" el que le ha "permitido" llegar hasta hoy y el que, desde el próximo domingo, le llevará "hasta el Gobierno de Castilla y León", ha augurado el candidato, quien se ha congratulado de que las dos últimas semanas hayan propiciado la "reconciliación" de los socialistas con la gente, que a su juicio ha sabido valorar el "esfuerzo" hecho en lo que a la renovación y la regeneración se refiere.

Tudanca ha considerado "intensa" la caravana, tanto en el contacto directo en los más de 41 pueblos y ciudades visitados como en las redes sociales, en las que han interactuado con más de 400 personas. El final se escenificará esta noche en Zamora, donde estará arropado, entre otros, por el expresidente de la Junta Demetrio Madrid, quien ha estado permanentemente presente en sus discursos como ejemplo de honestidad.

Tudanca ha confesado acabar la campaña con los "deberes hechos" y el "objetivo cumplido". "Hemos pretendido hacer visible la Castilla y León invisible", ha esgrimido antes de destacar que se ha dado "voz" a todos los colectivos.

Asimismo, ha retomado su mensaje de "compromiso" con la recuperación "de un futuro mejor" vinculado a una política "posible": la que no tiene "trampa ni cartón", ni "artificios" y sigue el camino de la "decencia, la ilusión, la ambición", de una recuperación "justa", con "coherencia y sinceridad".

UNA "MAYORÍA SOCIALISTA" PARA EL "CAMBIO"

La "oportunidad histórica del cambio", otro de los mensajes habituales, pasa por el camino "de las soluciones posibles" y estas, por una "mayoría socialista", por lo que de nuevo Luis Tudanca se ha dirigido a quienes sienten "necesidad de cambio".

"El cambio es el PSOE y estoy seguro de que no se van a arrepentir ni se van a sentir defraudados (...) Vamos a cumplir con todos los compromisos adquiridos, con la palabra dada", ha prometido antes de asegurar que el PSOE está "más vivo que nunca" pese a que, en "muchas" ocasiones, les hayan "dado por muertos".

Tudanca ha personalizado su compromiso con ciudadanos "con nombres y apellidos", a quienes ha mirado "a los ojos" y cuya "complicidad, apoyo y aliento", traducidos en votos, necesita para afrontar un "gran" futuro de "esperanza y oportunidades" para una tierra "inabarcable".

Con palabras de agradecimiento para su equipo, para las agrupaciones provinciales y para las ejecutivas autonómica y federal del PSOE y un guiño a los periodistas de la caravana, ha incidido en que el momento actual conlleva una nueva manera de hacer política --"no me van a perdonar que haga política como en los viejos tiempos"--.

"Nunca me rindo y nunca doy un minuto por perdido", ha asegurado antes de confesar que siente que podía "haber dado un poco más, hecho un kilómetro más" para llegar a la gente aunque el balance final es "satisfactorio".

Luis Tudanca reconoce que hay "mucho trabajo por hacer" por delante aunque, como también es habitual en sus intervenciones, apunta a las oportunidades y al potencial de Castilla y León, a sus "mimbres", para poder llevarlo a cabo, así como a su intención de no resignarse para afrontarlo. "Mi compromiso es irrompible con los castellanoleoneses".