Trucos para no pasarse si cenas fuera de casa

Cena (Foto: E. P.)

Salir a cenar y tener que desabrocharse el botón del pantalón después es una sensación nada saludable que casi todo el mundo ha experimentado alguna vez.

Salir a cenar y tener que desabrocharse el botón del pantalón después es una sensación nada saludable que casi todo el mundo ha experimentado alguna vez: demasiado pan, un plato hasta arriba de pasta, el tentador postre de chocolate... Son muchas las circunstancias que pueden llevarnos a esa situación, pero se puede evitar con la táctica adecuada.

 

La dietista del 'Wellness Institute' de la Clínica Cleveland en Estados Unidos Kristin Kirkpatrick ofrece en su web nada menos que 17 recomendaciones que pueden ayudarnos a salir a cenar y terminar satisfechos pero no rellenos:

 

1. Buscar en Internet los menús del restaurante: la mayoría de los restaurantes tienen sus menús (y en ocasiones la información nutricional) en sus webs. Esto permitirá comprobar las opciones y poder elegir las más saludables cuando se encuentre ya sentado a la mesa.

 

2. Tomar un pequeño aperitivo antes para mantener a raya el hambre: Unas pocas de nueces o unas galletas de trigo entero permitirán no comer en exceso durante la cena.

 

3. Hacer una reserva: esperar una mesa aumentará la sensación el hambre y tomarse una bebida o un aperitivo en el bar mientras se espera aumentará la ingesta de calorías.

 

4. Evitar la cesta del pan o pedir al camarero que ponga sólo una pieza: Pedir el aceite de oliva en lugar de mantequilla porque, aunque tomará la misma cantidad de calorías, el aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas saludables en lugar de grasas saturadas.

 

5. Pedir la comida el primero: de este modo es más probable que pueda elegir la opción saludable que tenía planificada de antemano que si pide después de alguien que tomará una hamburguesa o macarrones con queso.

 

6. Comprobar si hay una sección de "alimentación saludable" en el menú: muchos restaurantes ahora ofrecen esta opción.Beber agua entre bocados ayuda a llenarse antes: cuidado con el alcohol que aporta calorías vacías y puede disminuir la atención en el control de lo que se come.