Triunfo sencillo del Quesos Entrepinares ante un correoso Gernika (35-24)

El VRAC Quesos Entrepinares ha derrotado al Bizkaia Gernika en un partido que controló pero en el que se dejó llevar en la segunda parte, una vez conseguido el punto bonus, ante un oponente que jamás perdió la cara al encuentro (35-24). 

35 - VRAC QUESOS ENTREPINARES: Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Alberto Blanco, Íñigo Ribot, Ignacio Molina, César Pardo, Stefano Tucconi, Borja Estrada, Pablo Gil, Álvaro Ferrández, Sergio Fernández, Gareth Griffiths, Javi Ortega, Marco Lora y Pedro Martín. También jugaron Ángel de la Calle, Miguel Merino, Juan Carlos Pico, Diego Gorosito, Jaime Barriuso, Alberto Pastor y Haru Nakayama

 

24 - BIZKAIA GERNIKA RT: Nikola Bilbao, Unai Lasa, Borja Mandaluniz, Iñaki Ortiz, Óscar Astarloa, Matthew Foulds, Jon Magunazeraia, Mua Sala, Patricio Long, Iker Olaeta, Xabier Etxaniz, Thomas Latham, Federico Casteglioni, Íñigo Olaeta y Michael Newell. También jugaron Asier Latorre, Jon Urquijo.

 

PARCIALES: 5-0, min. 8: Ensayo de Pablo Gil; 12-0, min. 18: Ensayo de Alberto Blanco, transforma Griffiths; 19-0, min. 21: Ensayo de Pedro Martín, transforma Griffiths; 19-7, min. 23: Ensayo de Matthew Foulds, transforma Íñigo Olaeta; 22-7, min. 27: Golpe de castigo transformado por Griffiths; 22-12, min. 32: Ensayo de Olaeta; 29-12, min.41: Ensayo de Pedro Martín, transforma Griffiths; 32-12, min. 48: Golpe de castigo transformado por Griffiths; 32-17, min. 62: Ensayo de delantera; 32-24, min. 73: Ensayo de Íñigo Olaeta, transforma Íker Olaeta; 35-24, min 77: Golpe de castigo transformado por Griffiths.

 

ÁRBITRO: Julio Aguirre (comité catalán). Amonestó temporalmente a César Pardo y Pablo César Gutiérrez

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de Liga celebrado en los campos vallisoletanos de Pepe Rojo.


El conjunto de Diego Merino comenzó el envite brioso con dos buenas acciones en touch y maul. Sin embargo, y sorprendentemente, el Bizkaia Gernika RT movió el oval con criterio y a los flancos hasta avanzar cerca de la línea de ensayo. El VRAC se defendió bien y en la jugada siguiente, después de una melé, Pablo Gil sorprendió a propios y extraños con una vertiginosa colada hasta posar el oval tras la marca.

 

Un ensayo que no cambió el guión que quería escribir el conjunto basurde, el cual apostaba por jugar a la mano y ampliar el campo. El VRAC intentaba frenar estas acometidas, pero no andaba tan expeditivo en los placajes como en jornadas anteriores.

 

Eso sí, cuando se puso a mover el oval con dinamismo y a la mano maravilló al respetable. Acumuló varias fases coordinadas y bellas que acabaron con otra jugada repleta de viveza y explosividad de Pablo Gil, quien cedió a Alberto Blanco para que depositase el oval bajo palos. Griffiths transformó (12-0).

 

Renta que se incrementaría con un nuevo ensayo apenas dos minutos más tarde. Esta vez fue Pedro Martín "Perico" el que protagonizó el eslalon supersónico para pasar la línea de ensayo (19-0).

 

No obstante, los jugadores queseros se durmieron tras el saque de una touch cerca de la propia veintidós y Gernika, a través de Foulds, redujo distancias, aunque Griffiths transformó un golpe de castigo lejano al poco tiempo de la primera marca visitante.

 

El conjunto vasco estaba animado y el VRAC no conseguía recuperar la posesión. De este modo lograron un nuevo ensayo después de merodear por la veintidós un buen rato. Siguieron percutiendo pero el VRAC, por medio de Pedro Martín, y a la contra, volvió a aumentar su renta con un nuevo ensayo antes del tiempo de asueto, el cual fraguaba el punto bonus.

 

En la reanudación, a pesar de una primeriza ráfaga inicial visitante, el VRAC se lanzó en búsqueda de la recuperación de manija del duelo. No lo consiguió del todo. El dominio era alterno y ninguno de los dos conseguía asestar un nuevo golpe.

 

Las fuerzas flaqueaban y el alto ritmo del primer período se desvanecía por minutos, de lo que se aprovecharía Gernika para conseguir un nuevo ensayo de empuje en delantera. Entonces el VRAC Quesos Entrepinares pasó a moverse con más dinamismo, pero sin profundidad, de lo que se aprovechó Gernika, que volvió a golpear con un nuevo ensayo a falta de ocho minutos cuando el VRAC contaba con un hombre menos. Sin embargo, Griffiths no erró en golpe de castigo e imposibilitó, así, la remontada vasca.