Triste despedida en Zorrilla de un Real Valladolid sin chispa que da vida al Celta (0-2)

El Real Valladolid se despedía de la temporada en Zorrilla con la visita de un Celta necesitado. El equipo vallisoletano no pudo rubricar su excelente campaña de regreso a Primera División con un triunfo ante su afición. 

El Real Valladolid no pudo despedirse de sus aficionados en Zorrilla con una victoria. El Celta de Vigo ganó por 0-2 y se llevó tres puntos que le permiten llegar vivo a la última jornada, en la que se jugará la permanencia con el Deportivo, el Real Zaragoza y el Mallorca, rival ante el que el Real Valladolid cerrará la Liga el próximo sábado en el Ono Estadi.

 

El gol en un córner en la primera parte (Cabral en el minuto 28) y otro de penalti en la segunda (Aspas en el minuto 56) decidieron un partido pleno de intensidad, alternativas y ocasiones de gol por ambos bandos. El Celta acertó a adelantarse en el marcador y tuvo la tranquilidad suficiente para gestionar la ventaja hasta que un penalti muy discutido por los blanquivioleta sentenció el triunfo celeste.

 

Ni la lesión del portero Javi Varas justo antes del descanso, lo que obligó a que un chico de 17 años se pusiera bajo los palos, le hizo temblar las piernas al Celta, que se llevó una justa victoria del Estadio José Zorrilla para seguir soñando con una permanencia que el Valladolid ya disfruta gracias a una extraordinaria temporada, que tendrá su punto final el próximo sábado.

 

REAL VALLADOLID: Jaime; Rukavina, Sereno (Rueda, 61’), Marc Valiente, Peña; Álvaro Rubio (Sastre, 46’), Víctor Pérez; Ebert, Óscar, Larsson (Bueno, 46’); y Manucho.

 

CELTA DE VIGO: Javi Varas (Rubén Blanco, 44’); Bellvís, Cabral, Túñez, Roberto Lago; Oubiña, Natxo Insa, Álex López (Madinda, 80’); Augusto Fernández (Orellana, 63’), Krohn-Dehli e Iago Aspas.

 

GOLES: 0-1: Cabral (27’); 0-2: Iago Aspas (pen.) (55’)

 

ÁRBITRO: Estrada Fernández (comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a Álvaro Rubio, Larsson, Sastre y Marc Valiente por parte del Valladolid mientras que por el Celta vieron cartulina amarilla Cabral y Oubiña.

 

 

Noticias relacionadas