Triste adiós del BM Aula a la temporada en casa ante el BM Alcobendas (28-30)

TRIBUNA

Tras un buen comienzo de las de Miguel Ángel Peñas, el Alcobendas supo tomar el pulso al partido y remontó la contienda.

FICHA TÉCNICA:

 

Aula Cultural 28: María Makarenko (p), Isabel Calderón (6), Ana Vergara (1), Cristina Cifuentes (4), Raquel de la Cruz (2), Cecilia Cossio (-), Amaia Garibay (8),  María González (p), Beatriz Casquero (2), Ángela Nieto (1), Celia López (3), Teresa Álvarez (1), Verónica Torres (-) y Lourdes Guerra (p).

 

Helvetia BM Alcobendas 30: Leire Aramendia (6), Olga Iglesias (2), Nora Azurmendi (1), Paula García (5), Silvia Arderius (7), Saray Prieto (2), Noelia Cardador (-), Maite Zugarrondo (p), Alba García (3), Teresa Francés (6), Estela Carrera (p), Elena Bartolomé (1),  Mónica Ausas (-) y Raquel Navas (-).

 

Parciales: 5-2, 7-6, 7-8, 8-11, 10-13, 12-15 -descanso-, 15-18, 16-19, 21-22, 22-25, 25-29, 28-30 -final-.   

 

Árbitros: Antonio Merino y Francisco Javier Moyano (Federación castellano y leonesa) que excluyeron a  Celia López y Ana Vergara por parte del BM Aula Cultural y a Monica Ausás, Paula García y Alba Bueno por parte del Helvetia BM Alcobendas.   

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 25ª jornada de liga de División de Honor Femenina disputado en un Polideportivo Miriam Blasco que volvió a registrar un lleno absoluto. Un encuentro que sirvió además como 'Día del socio' y que sirvió para rendir homenaje a la guardameta del Aula Cultural María González que se retira tras una larga trayectoria en el club vallisoletano. Además, antes del encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria de los cinco jóvenes fallecidos hacía un par de días en el accidente de Monterrubio de la Serena así como del jugador de balonmano del Universidad de Valladolid Javier Aguado.

El CD Balonmano Aula se despidió de su afición por esta temporada de la peor forma posible, es decir, con una dolorosa derrota que hace que las chicas de Miguel Ángel Peñas digan adiós al Polideportivo Miriam Blasco por esta campaña con un sabor de boca bastante amargo.  Entre otras cosas, porque ante uno de los mejores equipos de la categoría, el Helvetia BM Alcobendas, las vallisoletanas mostraron dos caras bien distintas en varias fases del encuentro, y cuando quisieron remar contra corriente ya era demasiado tarde.

 

El choque comenzó de la mejor manera posible para los intereses de un BM Aula Cultural convencido de brindar a su público un triunfo ante uno de los cuatro primeros equipos de la tabla. Algo que se le resistía durante su debut en División de Honor. Un parcial de 6-2 en los primeros cinco minutos de partido hacian despegar a las de Peñas gracias a la letal pareja Garibay – Calderón que se encargaban de firmar dos tantos cada una. Sin embargo, bajo la dirección de Teresa Frances, las madrileñas volvían a meterse en el partido. Un parcial, ahora para las visitantes, de 1-6, equilibraba de nuevo el duelo. Un tramo de encuentro donde la alcobendense Paula García se erigía en protagonista.

 

El Helvetia BM Alcobendas había logrado lo más difícil. Contrarrestar los cuatro goles de diferenecia que había adquirido el Aula y además había logrado ponerse por delante. Fue la primera vez y única vez que que lo conseguía, porque desde ese momento, el conjunto dirigido por Félix García ya no concedió más opciones al Aula Cultural de volver a ponerse por delante.

 

El tercer clasificado de la tabla, tras varios encuentros con muchas dudas, volvió a demostrar todo su potencial. Los goles iban subiendo a su casillero a medida de que iba avanzando el choque. Silvia Arderius, que finalizaba como máxima anotadora de su equipo, se encargaba de guiar a las suyas a un resultado bastante cómodo antes del paso por vestuarios. Justo antes del descanso la diferencia a favor del BM Alcobendas era de cuatro goles, sin embargo, un tanto con el 'bocinazo' final de Ana Vergara reducía esa diferecia a sólo tres.

 

Peñas tenía que buscar una alternativa, ya que el contragolpe funcionaba, pero no el ataque estático. Por su parte, las madrileñas se encontraban a gusto, defendiendo a las vallisoletanas que veían como poco a poco se les iba escapando el partido. Por eso, los primeros minutos del segundo acto, fueron un 'quiero y no puedo' del BM Aula.

 

Varios ataques fallidos, unidos a sendos contragolpes culminados en gol por el Alcobendas, llevaban al electrónico del Miriam Blasco una ventaja máxima para el cuadro visitante de cinco goles cuando sólo habían transcurrido tres minutos del segundo parcial.

 

Pero como suele suceder con este conjunto vallisoletano, sus 'guerreras' se pusieron el mono de trabajo y poco a poco fueron remontando el partido. Los goles iban subiendo s au marcador y el Alcobendas veía como el vendaval vallisoletano se les venía encima. En el ecuador del segundo tiempo, un gol de la juvenil Ángela Nieto empataba el partido llevando el éxtasis a la grada del Miriam Blasco.

 

Pese a estos diez minutos de ensueño, el Alcobendas tenía guardado el golpe defintivo. Un golpe que llegaría justo después. De nuevo Silvia Asrderius y Laire Aramendía, que firmó un sensacional segundo acto, tiraron de su equipo para que el cuadro visitante se fuera de cuatro goles otra vez. El esfuerzo titánico de las vallisoletanas duirante el primer cuarto de hora del segundo tiempo pasó factura y aunque el BM Aula lo intentó hasta el final, no hubo milagro en esta ocasión.

 

Los dos postreros tantos de Isabel Calderón y Amaia Garibay sólo pudieron maquillar un marcador que no refleja el ímpetu local. Un orgullo que volvió a salir a relucir pese a la derrota en el último encuentro como locales de una tempora que ya ha sido calificada de sobresaliente y que no sirvió para homenajear a dos jugadras que se despedían de su público.

 

La guardameta vallisoletana María González y la central Raquel de la Cruz decían adiós a su afición. La primera deja el balonmano tras una vida dedicada a este deporte y a este equipo. La segoviana, emprende camino a Madrid para vivir una nueva aventura, en este caso laboral. Dos despedidas que no pudieron llevarse a cabo con un triunfo histórico.