Trillo se reúne en Fuensaldaña con 63 alcaldes para explicarles la nueva Ley de Ordenación

Alcaldes de 63 municipios de la provincia de Valladolid han sido convocados hoy en Fuensaldaña por el delgado territorial de la Junta, Pablo Trillo, para explicarles el contenido de la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio aprobada por las Cortes de Castilla y León y escuchar las necesidades y dudas que les genera.

Trillo, que mantendrá en los próximos días reuniones similares con todos los alcaldes de la provincia, informará de las principales líneas previstas en la nueva Ley y de los pasos que se darán en su aplicación, en busca del objetivo de conseguir "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la Comunidad, potenciando una mayor cohesión social y territorial, y una mejor prestación de los servicios públicos, especialmente en el mundo rural".

  

La nueva norma pretende fortalecer los municipios rurales, promover la cooperación entre las ciudades y los alfoces y la colaboración entre las entidades locales menores y los municipios a los que pertenecen, además de avanzar en la simplificación de la gestión y clarificar los ámbitos competenciales para evitar duplicidades.

  

Asimismo, el nuevo texto pretende evitar la creación de nuevas estructuras administrativas y modernizar las funciones que desempeñan las diputaciones provinciales para adecuarlas al modelo de ordenación del territorio y conseguir que, con los mismos recursos, se pueda mejorar y garantizar la calidad de los servicios que presta la Junta a los ciudadanos, buscando fortalecer y reforzar a los municipios a través de la asociación voluntaria.

  

Junto a la labor informativa de estas reuniones con los representantes municipales, en estos momentos se está trabajando en la elaboración del mapa de unidades básicas de ordenación y servicios que deberán ser elevados a la Consejería de la Presidencia a finales de este mes de octubre.

  

Posteriormente, la consejería lo analizará y, tras escuchar a la Diputación Provincial y dar audiencia a los municipios, elaborará una propuesta inicial de mapa con el conjunto de municipios que integrará cada unidad básica. La consejería publicará la propuesta en el Boletín Oficial de Castilla y León y la someterá a información pública durante el plazo de un mes.

  

Por último, y tras analizar las alegaciones presentadas, formulará una propuesta definitiva del mapa. La adaptación progresiva de los servicios rurales al mapa de unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio se realizará en un plazo de tres años.