Tres semanas después, sin noticias de Lalo García

Lalo García, en una imagen de archivo cuando trabajaba en el CB Valladolid.

Policía Nacional y Guardia Civil intensifican la búsqueda del ex jugador del Club Baloncesto Valladolid sin encontrar pistas sobre su posible paradero.

La familia de Lalo García denunció su desaparición el pasado 5 de marzo. Desde entonces no se ha añadido pista alguna que pudiera apuntar hacia un indicio sobre su paradero. Desde el principio se abrieron diferentes vías de investigación que siguen sin aportar resultados.

 

Policía Nacional y Guardia Civil mantienen un contacto permanente con la familia del ex jugador del Fórum Valladolid y en los últimos días han realizado un rastreo de contactos con amigos o excompañeros para acumular información o detalles sobre los días anteriores a su desaparición.

 

De igual forma, se han peinado zonas cercanas a su domicilio familiar en Arroyo de la Encomienda como riberas del río o montes por los que Lalo García había paseado en alguna ocasión.

 

No existen notas ni más datos que su vestimenta, en este caso deportiva porque salió de casa en chandall. El ex jugador tampoco llevaba teléfono móvil ni la documentación personal.

 

Su círculo familiar reconoce que Lalo García estaba atravensando una mala racha personal, aunque en los últimos meses estaba ligado profesionalmente a la agencia de seguros de El Corte Inglés, integrado en su departamento comercial.

 

Los mensajes de apoyo se han sucedido tras conocerse su desaparición. Lalo, ídolo del deporte local, dejó el baloncesto profesional para integrarse en la empresa Fórm Filatélico. Sin embargo, el cierre de esta compañía llevó añadida la pérdida de la gran mayoría de los ahorros que ganó como deportista. Trabajó en diferentes sectores e incluso fue director deportivo del CB Valladolid, aunque la experiencia fue negativa pues el equipo acabó perdiendo la categoría. Recientemente había enlazado varios empleos, pero desde finales de 2014 ejercía de agente comercial de Segurcor.