Tres residentes en Valladolid entre los detenidos en el desmantelamiento de un laboratorio de speed en Zamora

Agentes de la Guardia Civil de Zamora ha detenido a un total de 14 personas, entre las que se encuentran tres residentes en Valladolid, por un presunto delito contra la salud pública.

Las detenciones forman parte de la operación 'Cabildo'que la Guardia Civil está llevando a cabo en toda la Comunidad. Los detenidos elaboraban y traficaban con drogas en un laboratorio ubicado en la localidad de Valdefinjas de Zamora.

 

Once de los detenidos residían en Toro y los otros tres en Valladolid y Salamanca y para cinco de ellos se ha decretado prisión.

 

Además, uno de los detenidos, de 65 años , ejerció como profesor de universidad de la rama de Farmacia, por lo que poseía avanzados conocimientos de química y era el que "cocinaba" la droga para la organización. Este profesor elaboraba speed desde cero a partir de sustancias y productos relativamente comunes y de fácil adquisición, siguiendo un proceso químico hasta conseguir fabricar la sustancia psicoactiva.

 

En el desarrollo de esta operación, denominada 'Cabildo', se han efectuado 12 registros en domicilios de las localidades de Toro y Valdefinjas (Zamora), Salamanca y Villafranca de Duero  (Valladolid).

 

Todos los detenidos son de nacionalidad española, 11 de ellos residentes en la localidad de Toro, uno en la provincia de Valladolid y dos en la capital salmantina.

 

CINCO KILOS DE SPEED

 

Con esta operación, según han informado desde la Comandancia, se ha abortado la elaboración de más de 5 kilos de speed y, además, se ha desmantelado un invernadero 'indoor' en funcionamiento para plantación de marihuana y se han incautado diversas plantas de  marihuana, útiles para el consumo y tráfico de drogas, dos carabinas de aire comprimido, una pistola detonadora, un rifle simulado, diferente cartuchería y unos 500 euros en efectivo.

 

La operación se inició el pasado mes de marzo tras identificar varios puntos de venta y proveedores de droga de las distintas sustancias estupefacientes. Para ello se establecieron dispositivos de vigilancia sobre estos puntos en los que se suponía que se llevaba a cabo la venta de droga, ubicados todos  ellos en la localidad de Toro.

 

Los primeros datos obtenidos permitieron localizar a un grupo formado por seis jóvenes con vinculaciones familiares entre si y residentes en la localidad zamorana.Tal y como se ha podido saber, distribuían droga (marihuana, hachís y speed)  tanto en puntos de venta dentro de locales como en la vía pública, en Toro y su comarca, y se ayudaban entre ellos en las tareas de acopio y  distribución.

 

Fruto de las labores de vigilancia y control operativo de este grupo se consiguió averiguar quiénes surtían de estas sustancias a este grupo y, de esta forma, llegar hasta el laboratorio de fabricación.

 

LABORATORIO DE FABRICACIÓN

 

Los agentes continuaron con las pesquisas hasta localizar, en una vivienda de la localidad de Valdefinjas (Zamora), un laboratorio para la fabricación de speed. Se trata de una vivienda que  estaba adaptada para ello y utilizada como punto neurálgico de la organización.

 

En el registro de este domicilio se intervinieron diversos compuestos químicos esenciales para la fabricación de este tipo de sustancia como ácido sulfúrico, alcohol benzílico, ácido clorhídrico, amoniaco, sosa caústica, carbonato sódico, manganeso de sulfato, un bidón de cianuro y ácido acético.

 

Además se intervino diverso instrumental como varios quemadores de gas, una envasadora al vacío, bidones de acero inoxidable, máscaras antigás, alambiques, material eléctrico, camping gas con soplete, matraces, pipetas y otros recipientes.

 

Este tipo de droga normalmente es importada desde países del centro de Europa por lo que es excepcional el hallazgo de laboratorios en los que se realice todo el proceso de fabricación. En España, normalmente se han intervenido laboratorios en los que se adultera la droga.

 

El speed fabricado era distribuido por la comarca de Toro (Zamora), Tordesillas (Valladolid) y diversas poblaciones de la provincia de Salamanca.

 

La operación ha sido desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Zamora, dirigida y coordinada por el Juzgado de Instrucción de Toro.