Tres nuevos inventos llegan a la sala 'El ingenio de Castilla y León' del Museo de la Ciencia

 La sala 'El Ingenio de Castilla y león' del Museo de la Ciencia de Valladolid acoge desde este viernes tres nuevos inventos: una funda anti-humedad para calzado, un dispositivo portador de útiles y un borrador ecológico.

La funda anti-humedad, ideada por María Isabel Iglesias e Igor Blanco, de Abadiño (Bilbao), es una funda fabricada en material impermeable que se coloca sobre el calzado y evita que se mojen los zapatos y los bajos de los pantalones en ambientes húmedos.

 

Por otro lado, el dispositivo portador de útiles, elaborado por el abulense Rodrigo Garcinuño López, consiste en un brazo extensible con articulación en dos puntos que permite usar útiles de limpieza en las partes exteriores de los cristales, lo que evita a la persona asomarse al vacío.

 

El tercero, creado por alumnos de 4º A (curso 2011-12) del Colegio Alonso Berruguete de Valladolid, consiste en un borrador fabricado con filtros de cigarrillos colocados y pegados en una pequeña caja de cartón que sirve como soporte; "original, práctico, ecológico", ya que, según los alumnos, permite reciclar los filtros, difícilmente biodegradables, y multiusos, puesto que sirve también para dar betún a zapatos o limpiar superficies.

 

Dicho invento está expuesto en una zona de la sala que en esta ocasión cuenta con el invento premiado en el 8º Concurso de Inventos 'Desafiando a la Ciencia' (2012) que organiza el Museo de la Ciencia.

 

Estos tres inventos se suman a la oferta de la sala 'El Ingenio de Castilla y León', espacio de entrada libre ubicado en el vestíbulo del Museo, que muestra una selección de "sorprendentes" artilugios creados por inventores de la comunidad e inventores del resto de España acogidos por la Asociación.