Tres detenidos, uno menor de edad, por grabar a través de la 'webcam' encuentros sexuales con menores

La Policía Nacional de Cádiz ha detenido en Sevilla a un joven de 24 años, identificado como M.E.C. y residente en Arahal (Sevilla), así como a sus colaboradores, S.P.A., de 29 años de edad y vecino de Madrid, y a un menor de 16 años residente en Sevilla, como presuntos autores de delitos de pornografía infantil y acoso sexual.
SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)



El principal imputado, M.E.C., se hacia pasar por una menor de 16 años a través de una conocida red social para engatusar a los menores y alentarles a realizar actos de carácter sexual, utilizando como gancho la promesa de un contacto en persona.

En una nota, la Policía ha informado de que el vecino de Madrid detenido se encargaba de grabar los encuentros con los menores de M.C.E., que ha ingresado en prisión por estos hechos, mientras que el menor de edad compartía información sobre éstos encuentros para lograr un engaño "más eficaz", coordinándose y planificando acciones conjuntas para llegar a un mayor numero de menores.

La operación 'Bixho' se inició a raíz de la consulta de una madre que se personó en la Comisaría Provincial de Cádiz a fin de comunicar que había detectado una conversación sospechosa en la cuenta de una popular red social de su hijo de 11 años con una chica de 16 años de Sevilla. Tras analizar dicha cuenta y recuperar el histórico de dicha conversación, desde el Grupo de Investigaciones Tecnológicas de la Udyco se le informó de que había serios indicios de que dicha cuenta fuera falsa.

Inmediatamente, se procedió a la exploración del menor, el cual manifestó haber accedido a utilizar la 'webcam' con esta persona, así como que tenía conocimiento de que esta supuesta chica también había hablado con otros menores de la capital amigos suyos, creyendo que había quedado con alguno para verse en persona ese mismo fin de semana. De este modo, se desplegó un dispositivo en ese momento, lográndose identificar a todos los menores ese mismo día, alertando a sus respectivos padres de la situación y descartándose que el usuario de esa cuenta pudiera llegar a contactar realmente con alguno de ellos.

Ante los indicios de que los datos de la cuenta denunciada fueran falsos y pudieran ser usados para captar con engaño a menores con fines sexuales, se procedió a solicitar toda la información relativa a la misma. En el periodo de un año, el sospechoso había mantenido conversaciones con cerca de 700 menores con edades comprendidas entre los 11 y 15 años de toda la geografía española, si bien había un mayor porcentaje de ellos residentes en la comunidad andaluza y especialmente de Sevilla.

El sospechoso adulaba, engatusaba y finalmente engañaba a los menores, valiéndose de la credulidad de estos y alentándoles a realizar actos de carácter sexual, para lo que utilizaba como gancho la promesa de un contacto en persona, ya que siempre les indicaba que disponía de una residencia de fin de semana en la localidad del menor, diciéndoles que era necesario verlos antes, por lo que les pedía que se mostraran para esta persona ante la 'webcam' y accedieran a realizar los actos sexuales que ésta les solicitara.

EL 'MODUS OPERANDI'

El estudio de las 160.000 frases de chat contenidas en estas conversaciones permitió conocer que, tras las fotos de la joven que se hacía llamar Maria Pérez, se encontraba efectivamente un varón. De este modo, y gracias a la apertura de varias vías de investigación, se logró determinar el domicilio concreto desde el que conectaba esta persona.

Ante la gravedad de los hechos investigados, el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz autorizó a los funcionarios de la Comisaría Provincial de Cádiz la práctica del registro del domicilio del sospechoso, donde se obtuvieron pruebas "claras" que motivaron su detención y la intervención de todo el material informático del que disponía en su domicilio.

Previo a la puesta a disposición judicial del detenido, se procedió al análisis de los efectos intervenidos, determinándose el 'modus operandi' utilizado por el detenido al encontrarse varios videos en los que aparecían chicas grabadas en el momento de usar la 'webcam' que el detenido había obtenido de internet y utilizaba para engañar a los menores haciéndoles creer que hablaban con ellas.

HASTA 90 MENORES DIFERENTES

Así, se intervinieron una gran cantidad de videos y fotos de carácter pedófilo, encontrándose más de 300 videos correspondientes a grabaciones realizadas por el propio detenido de los menores en el momento que se mostraban por la 'webcam' siguiendo sus indicaciones.

En estos videos aparecían hasta 90 menores diferentes, normalmente solos, aunque en algunos casos lo hacían en grupos de hasta cuatro de ellos.

En este punto, la investigación se focalizó en 17 de los videos encontrados, ya que en ellos además de menores aparecía también el detenido realizando diversas prácticas sexuales con ellos.

EL PRINCIPAL SOSPECHOSO SE VALÍA DE DOS COLABORADORES

Tras la práctica de gestiones en las localidades cercanas a la residencia del detenido, se logró la identificación de los seis menores que aparecían junto al mismo en los 17 videos referidos, tres de ellos de solo 12 años de edad, los cuales manifestaron que habían aceptado ir al domicilio de esta persona porque les había dicho que una chica quería conocerlos y que desde su casa ella podría verlos a través de la 'webcam'.

Así, se tuvo conocimiento de que existía un colaborador con el que el detenido se coordinaba para hacer caer a los menores en el mismo engaño que cuando actuaba en solitario, haciendo uso este nuevo participante de videos para simular su condición de mujer bajo el seudónimo de Marta, el cual participaba en estos contactos observándolos a través de la 'webcam' y dando instrucciones a los menores a fin de convencerlos de que realizaran actos de carácter sexual junto a M.E.C..

Agentes del Grupo de Protección al Menor practicaron el registro de un segundo domicilio ubicado en Madrid una vez se determinó que desde este se usaban las cuentas desde las que se colaboraba con el detenido, identificándose a esta persona como S.P.A., de 29 años de edad, el cual tenia en ese momento abiertas las cuentas usadas para ver los contactos sexuales de M.E.C. con los menores.

Los agentes localizaron herramientas informáticas y videos que permitían modificar al detenido la imagen que se mostraba en la ventana de la 'webcam', lo que le permitía engañar a los menores del modo descrito, motivo por el que se le imputó como colaborador de M.E.C. en su actividad delictiva.

La investigación se ha cerrado en su primera fase esta semana al procederse a una nueva detención de un segundo colaborador, tratándose de un menor de 16 años de la localidad de Sevilla, del cual se tuvo conocimiento a través de la investigación que había creado una segunda cuenta con identidad falsa en la misma red social para captar menores y lograr fotos de carácter sexual de estos.

La investigación continua abierta para lograr la identificación de las posibles victimas.