Tres detenidos por explotar a empleados que trabajaban 12 horas al día por 200 euros al mes

Los empleados además vivían hacinados en condiciones insalubres en los mismos establecimientos de lavado de coches de Rojales y Torrevieja (Alicante) en los que trabajaban, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial de Alicante.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a tres hombres acusados de explotación de inmigrantes ilegales, a los que presuntamente hacían trabajar 12 horas diarias por 200 euros mensuales, sin descanso de lunes a domingo. Los empleados además vivían hacinados en condiciones insalubres en los mismos establecimientos de lavado de coches de Rojales y Torrevieja (Alicante) en los que trabajaban, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial de Alicante.

 

Los efectivos de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras y de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Elche abrieron una investigación hace unos meses, tras conocer la existencia de dos lavaderos de coches de Rojales y Torrevieja, en los que presuntamente estaban empleados ciudadanos extranjeros sin ningún tipo de documentación para residir ni trabajar en España.

 

En los registros realizados en los lavaderos, los agentes pudieron confirmar que los empleados efectivamente carecían de la documentación, y procedieron a la detención de tres hombres como presuntos responsables de los establecimientos.

  

En el curso de la investigación, los agentes también comprobaron que los trabajadores vivían hacinados en el interior de los establecimientos, sin las condiciones mínimas de salubridad e higiene necesarias, y que trabajaban 12 horas diarias, sin descanso de lunes a domingo, por 200 euros mensuales.

 

Los arrestados, todos ellos de nacionalidad hindú con edades comprendidas entre los 27 y los 38 años, contactaban a través de conocidos con personas de su mismo país que se encontraban en España de forma irregular, y les ofrecían trabajar en los lavaderos en las citadas condiciones.

 

Por ello, han pasado ya a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Torrevieja (Alicante) como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores e infracción a la Ley de Extranjería, según las mismas fuentes.