Tres detenidos por estafar más de 100.000 euros por Internet en 21 provincias, entre ellas Valladolid

Material incautado por la Guardia Civil. TRIBUNA

Los tres sospechosos han sido detenidos por la Guardia Civil en las provincias de Zaragoza y Guadalajara, en el marco de la operación 'Trasluz'.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas en las provincias de Zaragoza y Guadalajara, en el marco de la operación 'Trasluz', como presuntas autoras de numerosos delitos de estafa bancaria, así como de usurpación del estado civil, falsificación de documento público y asociación ilícita cometidos a través de Internet.

 

Los afectados identificados hasta el momento, cuyas identidades eran usurpadas para obtener créditos, ascienden a 60 y residen en 21 provincias del territorio nacional. La cantidad estafada asciende a 105.000 euros, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

 

La operación que ha motivado estas detenciones se inició en noviembre del año 2014, a raíz de las denuncias presentadas en dependencias de la Guardia Civil de Guadalajara por representantes de dos entidades crediticias que operan en Internet, en las que se hacía constar que habían contratado créditos por un montante de unos 83.000 euros y aportaban indicios de que en parte de los contratos se podrían haber utilizado identidades usurpadas.

 

USABAN IDENTIDADES USURPADAS

 

En el marco de la investigación realizada por la Guardia Civil se tuvo conocimiento de que los posteriormente detenidos aportaban fotocopias de documentos tales como DNI, pasaportes y nóminas para conseguir créditos, que oscilaban entre 1.000 y 5.000 euros por cada operación y que eran ingresados en las cuentas aportadas por los supuestos clientes, utilizando en todos los casos identidades usurpadas.

 

Tras una investigación, en la que intervino personal especializado del Equipo de Delincuencia Informática y Tecnológica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara, se analizaron los rastros informáticos dejados por estas operaciones y se pudo constatar que en 49 ocasiones se utilizó un teléfono fijo y otro móvil a nombre de un ciudadano guineano, J.M.E, domiciliado en una vivienda de Yunquera de Henares.

 

A través de las pesquisas llevadas a cabo se pudo constatar que J.M.E., cuya nombre real es JC.N.M, se hizo pasar por otra persona para alquilar dicho domicilio, que compartía con un hermano y con M.M.M.O., su propia esposa.

 

REGISTRO DEL DOMICILIO

 

Durante los últimos días del mes de febrero y una vez obtenidos estos datos, la Guardia Civil registró el citado domicilio, que los autores de estos hechos  utilizaban como base de operaciones para realizar estas estafas e intervino los originales de varios documentos nacionales de identidad, pasaportes, comprobantes de empresas de envíos de dinero, un escáner, varias tarjetas bancarias, fotocopias de solicitudes de créditos a entidades crediticias a nombre de diversas personas, teléfonos móviles, tarjetas SIM, ordenadores, tabletas y 1.100 euros en metálico.

 

En el momento del registro fue detenido el ciudadano guineano, JC.N.M., de 31 años de edad y durante ese mismo día se detuvo a su hermano O.E.D., de 22 años, en Zaragoza. Un día después fue detenida en Guadalajara MM.M.O, de 31 años y de nacionalidad española, esposa del primero de los detenidos.

 

Como resultado de la operación se han esclarecido 60 delitos de estafa cometidos en las provincias de Alicante, Almería, Barcelona, Burgos, Cáceres, Ceuta, Córdoba, Guadalajara, Gipuzcoa, Jaén, Las Palmas, Lleida, Lugo, Madrid, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Toledo, Valencia, Valladolid y Zaragoza, así como en la Comunidad Autónoma de Illes Balears, con los que consiguieron apropiarse de 105.000 euros; 62 delitos de usurpación del estado civil, un delito de falsedad en documento privado y un delito de asociación ilícita.

 

Debido a la gran cantidad de documentación y efectos intervenidos en esta operación, así como otra documentación pendiente de recabar de las entidades bancarias afectadas y del análisis de los efectos intervenidos, se prevé que el número de delitos esclarecidos aumenten considerablemente, ya que se ha podido constatar que los detenidos venían perpetrando esta actividad delictiva desde el año 2012.