Tres detenidos en Valladolid por ofrecer alquiler de apartamentos inexistentes por Internet

Se ha arrestado a O.R.O. y M.P.M.A., de 37 y 35 años y ambos con antecedentes, como presuntos autores de un delito de estafa, así como a D.V.G, de 42 años y numerosos antecedentes.

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Valladolid a tres individuos como presuntos autores de una estafa consistente en ofrecer, a través de Internet, el alquiler apartamentos en la Costa de Cataluña que no existían.

  

En concreto, se ha arrestado a O.R.O. y M.P.M.A., de 37 y 35 años y ambos con antecedentes, como presuntos autores de un delito de estafa, así como a D.V.G, de 42 años y numerosos antecedentes, por el mismo motivo y otro delito de amenazas.

  

Los hechos se conocieron a raíz de la denuncia de dos ciudadanos franceses en Cataluña, donde pusieron de manifiesto que habían reservado por Internet sendos apartamentos para veranear, para lo que realizaron las correspondientes transferencias por un importe de 1.710 y 1.150 euros cada una, la primera en una cuenta a nombre del primer arrestado O.R.O. y la segunda a nombre de M.P.M.A. Sin embargo, posteriormente pudieron comprobar que dichos apartamentos no existían.

  

Las actuaciones llegaron a los investigadores de Valladolid, ya que dichas cuentas bancarias habían sido abiertas en sucursales de esta ciudad, por lo que los agentes tras diversas gestiones pudieron comprobar que los dos primeros arrestados residían aquí.

 

FIGURABAN COMO TESTAFERROS

  

Una vez identificados y detenidos, los policías pudieron comprobar, que estos eran testaferros y que se limitaban a abrir la cuenta bancaria con sus datos personales, para posteriormente tener que entregar el dinero al tercer detenido D.V.G, a cambio de una comisión.

  

Uno de estos dos primeros detenidos se negó a entregarle el dinero recibido en la transferencia, por lo que recibió amenazas de muerte de  D.V.G, a quien además del delito de estafa se le imputó un delito de amenazas.

  

Los dos primeros detenidos quedaron en libertad con cargos en dependencias policiales, mientras que el tercero paso a disposición de la Autoridad Judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos.

  

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Investigación tecnológica de  la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid.