Tres detenidos en Arroyo a los que se ha incautado 7,5 kilos de hachís que traían de Marruecos

Material incautado a los detenidos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda a tres personas, A.V.O. de 32 años nacido en Valladolid, a A.G.M. de 40 años nacido en Rabat y a N.A. de 32 años nacido en Alhoceima (Marruecos), por un presunto delito contra la salud pública ya que se les ha intervenido 7,5 kilos de hachís.

Las detenciones se han producido la pasada noche después de desarrollarse un dispositivo de vigilancia de los detenidos y su entorno, teniendo siempre como punto de referencia la localidad de Arroyo de la Encomienda. Además, se da la circunstancia de uno de los detenidos es familiar de otra persona detenida hace meses por hechos de similar naturaleza.

  

En la denominada 'Operación PURA', llevada a cabo por  el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, se ha intervenid 7.617 gramos de hachís, cinco teléfonos móviles, dos vehículos y 6.700 euros.

  

En el transcurso de la investigación ha destacado la colaboración ciudadana como herramienta para localizar y, ahora detener, a los autores de este hecho, los cuales pusieron fuertes impedimentos a la acción policial.

  

Se cree que estas personas, bien por ellos mismos o valiéndose de terceras personas, introducían la sustancia estupefaciente cuya procedencia es Marruecos. Parte de la sustancia presenta la forma denominada 'bellota' utilizada por personas que introducen gran cantidad de ellas en el interior de su cuerpo mediante su ingestión.

  

Otra parte de la sustancia presenta la forma de pastillas de un peso aproximado de 200 gramos cada una, y ha sido localiza en huecos efectuados en la carrocería de uno de los vehículos intervenidos, entre ellos el depósito de combustible, el cual presentaba suelta la tapa del mismo con los riesgos que eso supone para los ocupantes y terceras personas.

  

En este momento los tres detenidos permanecen en los calabozos de la Comisaría de Delicias, tras lo que pasarán a disposición judicial.