Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Tres años y medio al mendigo que dio una paliza a otro a la puerta de una iglesia y le rompió los dientes

En febrero de 2014 propinó a otro una paliza a la puerta de una iglesia y que, entre otras lesiones, le provocó la pérdida de cuatro dientes.

La Audiencia de Valladolid ha condenado a una pena de tres años y medio de prisión al mendigo de origen rumano, Sorin L, que en febrero de 2014 propinó a otro una paliza a la puerta de una iglesia y que, entre otras lesiones, le provocó la pérdida de cuatro dientes.

  

En su sentencia, la Sección Cuarta de la Audiencia provincial ha absuelto al procesado del delito de robo con violencia del que venía siendo acusado-el fiscal le pedía un año y nueve meses-pero, en cambio, le halla responsable de un delito de lesiones, de ahí la referida pena de tres años y medio de cárcel impuesta, frente a los cuatro y medio que interesaba la acusación pública.

  

El fallo, asimismo, incluye la obligación del condenado de indemnizar a la víctima con 400 euros por las lesiones y con otros 4.000 por la afectación estética leve sufrida por la pérdida de las piezas dentales, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

  

Durante la vista, Sorin L, mantuvo su inocencia y alegó en su descargo que el autor fue un primo suyo que se parece mucho a él y que tras los hechos huyó a Rumanía.

  

El acusado reconoció que tanto él como su pareja se ganan la vida pidiendo limosna pero aseguró que su lugar de 'trabajo' es siempre a la puerta de la Iglesia de San Felipe Neri, en la calle Teresa Gil, y que nunca ha ejercido la mendicidad en San Lorenzo, donde se produjo la agresión.

  

"No estuve en ese lugar la tarde del 23 de febrero del pasado año", insistió Sorin, quien justifica que la víctima, Stoyan P.S, le identificara como su asaltante al confundirle con un primo suyo. "Se parece mucho a mí, frecuentaba la Iglesia de San Lorenzo con su mujer para pedir y tras lo ocurrido ha desaparecido de Valladolid y se encuentra en Rumanía", aseguró el imputado, cuyo testimonio fue corroborado por su esposa.

  

Sin embargo, el anciano indigente, de nacionalidad búlgara, mantuvo invariable su relato según el cual el procesado se le acercó esa tarde airado ante la Iglesia de San Lorenzo, en la calle Pedro Niño, porque había ocupado su sitio y le estaba restando ganancias.

  

"Me empujó, me dio varios puñetazos en la cara y me arrebató tres euros de la mano", tras lo cual, una vez caído en el suelo, Sorin le propinó patadas en la cabeza y las piernas", recordó la víctima, quien lamentó que a causa de los traumatismos sufridos perdió en ese momento cuatro piezas dentales y días después otros tres o cuatro, lo que le impide comer con normalidad.

 

FUERA DE VALLADOLID ANTE LAS AMENAZAS

  

Además, el lesionado advirtió de que se ha visto obligado a abandonar Valladolid ante las amenazas recibidas del entorno familiar del acusado, cuyo abogado defensor solicitó un fallo absolutorio.

  

Aunque inicialmente en el atestado policial en comisaría y tras su comparecencia en el juzgado se hizo constar que el robo no había llegado a consumarse debido a que Stoyan P.S. logró resistirse, el agredido precisó en el juicio que su asaltante llegó a arrancarle tres euros de sus manos y explicó que tal contradicción puede deberse a una "mala traducción" de sus palabras en sus primeras declaraciones.

  

Ante tal circunstancia, el Ministerio Fiscal, que inicialmente imputaba un delito de lesiones y otro de tentativa de robo con violencia, modificó su petición-al considerar el robo consumado-y elevó la solicitud de condena para Sorin L. a un total de seis años y ocho meses de cárcel, cinco meses más de los recogidos en su escrito de calificación provisional.

  

En concepto de responsabilidad civil, la acusación pública solicitaba al procesado el pago de una indemnización de 400 euros por las lesiones y las secuelas, otros 4.000 por la afectación estética sufrida por la víctima y tres euros más en concepto del botín obtenido por Sorin L. fruto del robo que le imputaba y del que ha sido absuelto.