Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Treinta municipios del alfoz de Valladolid pueden quedarse en enero sin servicio de Bomberos

Sin acuerdo entre Ayuntamiento y Diputación Provincial. Luis Velez,concejal de Seguridad y Movilidad, anuncia que el contrato será denunciado por el Ayuntamiento antes del 31 de octubre de forma que el Cuerpo de Bomberos de Valladolid no prestaría servicio en estas localidades.


 

Vélez ha mantenido este lunes una nueva reunión con el diputado delegado del Servicio de Protección Civil, Prevención y Extinción de Incendios, Artemio Domínguez, en la que las partes no se han movido de las posturas marcadas el pasado 29 de septiembre. El Ayuntamiento reclama incrementar la aportación de la Diputación hasta algo más de un millón de euros, mientras que la Institución provincial ofrece pasar de 150.000 a 281.000 euros anuales.

 

Por ello, en declaraciones a Europa Press, el concejal del PSOE ha asegurado que antes de final de mes el Ayuntamiento "tendría que denunciar el convenio", que se firmó en 2013 y se prorroga de manera tácita año a año, salvo que una de las partes lo denuncia. De este modo, si el Consistorio cumple su advertencia el acuerdo dejaría de tener validez el próximo 31 de diciembre.

 

"Todo tiene que tener un límite temporal", ha apuntado Vélez, quien no ha cerrado la puerta a que las negociaciones continúen todavía este mes, aunque por el momento no se ha fijado una fecha, si bien ha incidido en que dejar de prestar el servicio en estos municipios "no sería la mejor solución", a su juicio.

 

De hecho, su interlocutor ha considerado que la intención del Ayuntamiento es denunciar el convenio, pues ha recordado que en el Pleno municipal que celebra este martes el Consistorio de la capital, se debatirá una moción presentada por el PSOE en la que uno de los puntos alude a la denuncia del convenio si no se logra el consenso en las condiciones que reclaman el equipo de Gobierno municipal.

 

Artemio Domínguez ha mostrado su "sorpresa" por que "en el momento en el que se negocia" el Grupo Socialista haya decidido presentar la moción, por lo que ha añadido que estarán pendientes para conocer si se aprueba la propuesta. En este sentido, además de los concejales del PSOE y del equipo de Gobierno, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, que también es diputada provincial, ha mostrado la intención de apoyar la moción socialista.

 

En el caso de que se denuncie el convenio, el diputado del PP ha explicado que la Institución provincial tendrá que estudiar "alternativas" para poder mantener el servicio de Bomberos en los municipios del alfoz, bien sea con una reestructuración de los efectivos de los cinco parques provinciales existentes, o incluso con la creación de uno nuevo, algo que ha reconocido que no podría estar preparado antes del próximo 1 de enero.

 

No obstante, Domínguez tampoco ha descartado que, aun con una denuncia del convenio vigente, se pueda seguir negociando en los próximos meses para lograr un nuevo acuerdo en términos diferentes. "El diálogo seguirá entre las dos instituciones, pero en un marco distinto", ha añadido el diputado provincial.

 

COSTE POR HABITANTE O COSTE MARGINAL

 

Como ha recordado Artemio Domínguez, la "clave" de las diferencias en la negociación está en que el Ayuntamiento reclama una cantidad en base al cálculo del coste por habitante, lo que superaría los 2 millones de euros, pero que durante las negociaciones ha rebajado hasta poco más de un millón.

 

Mientras tanto, la Diputación provincial está dispuesta a aportar el "coste marginal" que considera que la prestación del servicio en los municipios del alfoz tiene para el servicio de Bomberos de la capital. "Lo que cuesta hacer algo más de lo que ya se hace", ha puntualizado Domínguez, antes de recordar que ha reclamado al Ayuntamiento que calcule "qué se va a ahorrar" si deja de prestar el servicio en la treintena de municipios del entorno de la capital.

 

Así, la Diputación ha ofrecido incrementar la aportación actual al convenio en un 87 por ciento, al tiempo que plantea al Ayuntamiento que se dejen de prestar servicios que no se consideran "urgentes", como serían los desprendimientos de elementos de edificios, la apertura de puertas o la atención de enjambres o avisperos, con lo que, según los cálculos de la Diputación, se disminuirían las actuaciones en un 25 por ciento.

 

Por su parte, Luis Vélez ha reiterado que la propuesta que plantea el Ayuntamiento a la Diputación desde el pasado mes de julio es "muy razonable", ya que incluye los 300.000 euros correspondientes a la población que reside en los pueblos del alfoz, de la subvención que la Diputación recibe de Unespa, así como una aportación adicional de 7 euros por habitante.

 

En este sentido, el edil vallisoletano ha asegurado que mientras, según los cálculos del Ayuntamiento, el servicio cuesta "30 euros al año" a los vallisoletanos, un ciudadano de un municipio del alfoz "no tiene que pagar nada".

Noticias relacionadas