Trámite europeo antes del 'clásico'

Cristiano Ronaldo formará en el once para intentar seguir aumentando su cuenta goleadora

El Real Madrid, con Cristiano pero sin Bale ni Benzema, recibe a un Schalke 04 prácticamente sentenciado desde el 1-6 de la ida. 

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

REAL MADRID: Casillas; Nacho, Varane, Ramos, Coentrao; Illarramendi, Xabi Alonso, Isco; Jesé, Cristiano y Morata.

 

SCHALKE 04: Fährmann; Hoogland, Höwedes, Matip, Kolasinac; Boateng, Neustädter, Obasi, Draxler, Meyer, Szalai y Huntelaar.

 

ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS).

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

 

HORA: 20.45/La1.

El Real Madrid afrontará este martes (20.45 horas/La1) en el Santiago Bernabéu la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con la mirada puesta en el 'clásico' del próximo domingo, después de solventar prácticamente el cruce ante el Schalke 04 alemán en Gelsenkirchen, de donde se trajo un muy favorecedor 1-6 que podrá permitir a Carlo Ancelotti dar minutos a los menos habituales.

 

El conjunto blanco buscará ante el equipo alemán llegar de la mejor manera posible al choque ante el FC Barcelona, lo que para el técnico italiano pasa por hacer un buen partido y dejar una buena imagen en esta vuelta, donde lo más peligroso puede ser relajarse en exceso por la abultada ventaja pensando en el encuentro clave del fin de semana.

 

Y para evitar relajaciones, el de Reggiolo pondrá en el once a Cristiano Ronaldo, un futbolista que no entiende de amistosos y que no quiere perderse ningún partido oficial sea cual sea su importancia, en este caso para intentar seguir sumando goles en la 'Champions', donde ya lleva once y así abrir brecha en el 'pichichi' continental con el sueco Zlatan Ibrahimovic, que tiene uno menos y ya ha jugado su eliminatoria con el PSG, y tres sobre el azulgrana Leo Messi.

 

El de Madeira, confirmado por Ancelotti en el once, no tendrá en esta ocasión a sus habituales compañeros de ataque, que ya hicieron mucho daño en Gelsenkirchen, ya que Karim Benzema es baja por el golpe sufrido en un choque con el luso en La Rosaleda y Gareth Bale esperará su oportunidad en el banquillo.

 

Esto abre las puertas de la titularidad, tal y como señaló el técnico en la rueda de prensa previa, a Jesé Rodríguez, deseoso de aprovechar su oportunidad tras verse relegado a la suplencia con la recuperación del de Cardiff, y para Álvaro Morata, últimamente sin minutos de importancia y que también opondrá el entusiasmo necesario.

 

De todos modos, habrá más cambios, empezando en la defensa donde tendrá su oportunidad el canterano Nacho en el lateral derecho, una posición en la que, con Arbeloa fuera, será el recambio de Dani Carvajal. Fabio Coentrao ocupará el izquierdo y Ramos o Pepe, que serán el dúo del 'clásico', será el compañero de Raphael Varane en el centro de la defensa.

 

Igualmente, en el centro del campo, Asier Illarramendi formará de inicio, con casi total seguridad por Luka Modric, que hizo un gran esfuerzo en Málaga y al que querrá refrescar Ancelotti para el domingo. Junto al exrealista y a Xabi Alonso, estará Isco, gris en La Rosaleda pese a su titularidad y que seguirá con su adaptación a lo que pide de él Ancelotti.

 

EL SCHALKE, CON BAJAS 

 

Por su parte, el Schalke 04 puede que apueste también por dar descanso a algunos jugadores, sobre todo porque tiene algunos titulares 'tocados' y el tinte del encuentro invita también a las rotaciones, dado que su objetivo ahora es la Bundesliga y clasificarse para la próxima Liga de Campeones.

 

Así, el peruano Jefferson Farfán, uno de sus mejores jugadores, no jugará, lo mismo que el japonés Uchida, ya ausente en la ida, mientras que el central brasileño Felipe Santana es duda. Además, Hoeger y Aogo son bajas seguras en las filas del conjunto 'minero', lo que tampoco deja mucho margen de elección a Jens Keller.

 

El Schalke tratará de 'lavar' su imagen tras lo sucedido en la ida, donde su endeblez defensiva fue aprovechada por el 'tridente' Cristiano-Benzema-Bale, y buscará un resultado positivo. La vuelta de Huntelaar, verdugo del récord de imbatibilidad de Iker Casillas, y el talento de los jóvenes Draxler y Mayer son algunos de los alicientes del equipo de Gelsenkirchen.

Noticias relacionadas