Tráfico mantiene la velocidad máxima en el tramo de Medina de los dos accidentes múltiples

Imagen del primero de los dos accidentes en la A-6 en Medina. JCYL

Ha decidido dejarse la limitación de 80 kilómetros hora, pese a que en los próximos días no se esperan las mismas rachas de viento.

El tramo de la carretera A-6 a la altura de Medina del Campo, en Valladolid, donde el domingo y el lunes se han concentrado los alcances de vehículos saldados con distintos heridos y una persona fallecida, permanecerá aún unos días con una limitación de la velocidad a 80 kilómetros por hora.

 

Así se ha acordado durante la reunión celebrada este martes en la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid, de carácter técnico para analizar la siniestralidad soportada en los últimos días por dicha vía, dentro de Medina del Campo, a causa de fuertes rachas de viento que provocaron que nubes de arena invadieran la calzada.

 

En la reunión se acordó mantener la señalización de 80 km/h en todo el tramo en los próximos días, pese a que la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología no prevé en las próximas fechas rachas de viento de la intensidad de las registradas el domingo y el lunes pasados. Además, la Guardia Civil mantendrá un dispositivo especial de vigilancia en todo el tramo afectado.

 

Por su parte, la AEMET realizará un seguimiento de las previsiones climáticas en esa zona para alertar ante la repetición de posibles fenómenos como el ocurrido y poder así adoptar medidas preventivas, como la limitación de la velocidad.

 

ESTUDIO DE LOS TERRENOS ADYACENTES

 

En la línea de desvelar la conjunción de circunstancias que hicieron posible la invasión de la calzada por una nube de arena, el grupo de trabajo encargará al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) un estudio de los terrenos adyacentes a la autovía en ese punto kilométrico.

 

Con este mismo objetivo, la Agencia Estatal de Meteorología y el Instituto Tecnológico Agrario (ITACyL) de la Junta de Castilla y León llevarán a cabo un estudio edafológico de las parcelas en las que se produjo el arrastre de arenas para determinar la composición de los suelos y prevenir así posibles incidentes futuros ante fenómenos climatológicos adversos.

 

El grupo de trabajo seguirá constituido dentro de la Comisión Provincial de Tráfico, a la que dará traslado de las conclusiones para su estudio, valoración y aplicación de posibles medidas preventivas ante episodios como el ocurrido estos días.

Noticias relacionadas