Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Trabajadores y ganaderos se concentran a las puertas de Lauki en Valladolid

Trabajadores de Lauki y ganaderos de la región se han concentrado este martes a las puertas de la fábrica que Lactalis posee en Valladolid para rechazar su cierre.

La concentración ha comenzado a las 13.00 horas junto a la entrada principal de la planta, en la vallisoletana Avenida de Santander, y en ella se ha reclamado que Lactalis "cambie de opinión", así como la mediación de las administraciones tanto a nivel autonómico como nacional, ya que la multinacional "tiene presencia en toda España".

 

Así lo ha señalado el presidente del Comité de Empresa, José Manuel González, quien ha subrayado que Lauki "no se puede cerrar" y ha asegurado que los trabajadores se sienten "engañados" por la compañía, a la que ha acusado de tener "bastante planeado" el cierre, a pesar de que el pasado mes de diciembre en un boletín interno felicitaba a la plantilla por la productividad y rentabilidad de la fábrica.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, González ha asegurado que ésta será la postura que defenderán el próximo jueves, 31 de marzo, en la reunión que mantendrán con la empresa, cita en la que teme que Lactalis "presente los números a su favor" para justificar el cierre, algo que resulta "contradictorio" con la realidad de la empresa.

 

 Ese mismo día se celebrará otro encuentro entre Lactalis y la Junta de Castilla y León, donde se podrían abordar, entre otras cuestiones, el interés de otro grupo con presencia en la Comunidad por adquirir la planta vallisoletana, algo que por el momento no contemplan los trabajadores, los cuales mantienen su apuesta "por que se la quede Lactalis y la mantenga abierta", según ha señalado José Manuel González.

 

Asimismo, el presidente del Comité de Empresa ha agradecido la presencia de ganaderos en la concentración y ha reclamado el apoyo de todo el sector, dada la importancia de Lauki para la ganadería de leche de Castilla y León, con "más de 200 millones de litros envasados".

 

A fin de "intentar convencer" a Lactalis, los trabajadores de Lauki volverán a concentrarse el día 31, tras lo que el próximo 4 de abril informarán en rueda de prensa del nuevo calendario de movilizaciones para "reivindicar" la permanencia de la fábrica y de los empleos.