Trabajadores muestran "cierto optimismo" ante la decisión del CSN

No se dispara la euforia porque "todo ha sido un ir y venir". 

Los trabajadores de la central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña han mostrado "cierto optimismo" ante la posibilidad de que Nuclenor decida finalmente solicitar la prórroga en la actividad de la planta, tras conocerse este viernes la decisión favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

 

El portavoz del Comité de Empresa, Alberto César Gónzalez, ha reconocido que, aunque con "prudencia", la postura del CSN ha trasladado "algo de optimismo" a los empleados de la planta. "Lo hemos acogido como una buena noticia, pero con prudencia", ha aseverado.

 

En este sentido, ha recordado que, cuando todo estaba preparado para funcionar hasta 2019, "se decidió que la central no era viable" debido a las tasas aplicadas a las eléctricas y que, desde entonces, "todo ha sido un ir y venir", al que ya se han acostumbrado.  

 

En relación al futuro inmediato de la central, ha explicado que en estos momentos "hay que esperar" a los siguientes pasos que puedan darse de cara a la continuidad, aunque ha confiado en que todo "se aclare", una vez que se conozcan las medidas del Gobierno de la nación para la estabilización del sistema energético.

 

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear ha llegado a una decisión favorable respecto a la solicitud de Nuclenor, propietaria de la planta, para que se amplíe el plazo en el que podrá solicitar la prórroga, si así lo decidiera.