Trabajadores de Tragsa seguirán con las movilizaciones para que se reviertan los efectos del ERE

Los trabajadores de Grupo Tragsa en Castilla y León seguirán con las movilizaciones para que se reviertan los efectos del ERE que la compañía ha paralizado este jueves tras ejecutar 551 despidos de los más de 1.300 contemplados inicialmente.

Así lo ha anunciado el presidente del Comité de Empresa de Tragsa en Castilla y León, Ángel Hernández Pinilla, quien ha achacado la decisión de la compañía a una "estratagema" de frenar las protestas de los trabajadores.

En el caso concreto de Castilla y León, la empresa pública ha completado 59 despidos en Tragsa y once en Tragsatec, lo que eleva la cifra total en el grupo a 70 en la Comunidad.