Trabajadores de Tragsa se concentran en Valladolid para echar para atrás el ERE de la empresa

Los trabajadores de Tragsa, en plena concentración. TRIBUNA

Convocados por el sindicato Comisiones Obreras, unos treinta trabajadores han portado pancartas en las que podían leerse lemas como 'No a los fraudes de ley en el Grupo Tragsa'.

Cerca de una treintena de Trabajadores de Tragsa se han concentrado este miércoles frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León para pedir a la empresa pública que dé marcha atrás en su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter extintivo.

  

Convocados por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), los trabajadores han portado pancartas en las que podían leerse lemas como 'No a los fraudes de ley en el Grupo Tragsa', 'En el Grupo Tragsa sobran enchufados' o 'El Grupo Tragsa será la empresa que jubila eventuales'.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, la responsable de la sección sindical de CCOO en Tragsatec, Berta Fernández, ha rechazado los argumentos de la empresa que justifican el ERE, el cual afecta a 1.336 trabajadores en toda España y a 181 en Castilla y León, ya que "se justificó por falta de carga de trabajo" cuando "actualmente hay empleados afectados por el ERE que tienen que hacer horas extras".

 

Por ello, ha acusado a Tragsa de pretender despedir trabajadores indefinidos para sustituirlos por "eventuales" y, de este modo "precarizar" la plantillaEn este sentido, ha advertido de que hay empleados en situación eventual "desde los años 2006 y 2007" que aún no gozan de la categoría de indefinidos, lo que supone que "el 30 por ciento de la plantilla está en fraude de ley".

 

Asimismo, Fernández ha mostrado su disconformidad con la sentencia del Tribunal Supremo que ha considerado ajustado a Derecho el ERE, a pesar de que inicialmente la Audiencia Nacional lo había anulado.

 

"Nadie se esperaba este fallo", ha lamentado Fernández, quien ha recordado que el informe del fiscal "tardó seis meses en hacerse público" y que en ese tiempo cambió el presidente de la Sala, por lo que ha subrayado que "todo ha sido muy oscuro".