Trabajadores de Panrico en Valladolid ratifican el preacuerdo para evitar el concurso de acreedores

El secretario del Comité de Empresa reconoce que no es bueno pero que es la única salida hasta que lleguen "tiempos mejores". 

Trabajadores de la planta de Panrico en Valladolid han secundado este sábado el último preacuerdo alcanzado con la empresa que fija en 745 los despidos, del total de una plantilla en España de casi 4.000, y que impone una rebaja salarial del 18 por ciento e indemnizaciones de veinticinco días por año trabajado con un máximo de catorce mensualidades.

 

La votación, celebrada esta mañana en las instalaciones de la planta, sita en el Polígono de San Cristóbal de Valladolid, ha contado con la participación de 170 de los 202 operarios de la planta y ha arrojado un resultado de 91 votos a favor del preacuerdo (el 53%), 73 en contra y seis votos en blanco, tal y como ha explicado a Europa Press el secretario del Comité de Empresa, Fernando Pérez San Román.

 

Pese a reconocer que el preacuerdo alcanzado es "malo porque impone una rebaja salarial muy dura", Pérez San Román espera que el resto de plantas en España suscriban también el mismo porque es la condición fijada por la dirección para no presentar concurso voluntario de acreedores y seguir adelante con un plan industrial que prevé inyectar un total de 15 millones de euros para garantizar la continuidad de la empresa.

 

"El concurso de acreedores supondría la liquidación y por eso aceptamos estas condiciones para poder seguir adelante, a la espera de que lleguen tiempos mejores", ha subrayado el secretario del Comité de Empresa.