Trabajadores de Metales se manifiestan en favor del empleo

Más de un centenar de trabajadores de Metales Extruidos, acompañados por familiares y amigos, se ha manifestado este miércoles en Valladolid en favor del empleo y para pedir la reactivación de la empresa, a cuyo informe de liquidación presentado por la administración concursal han presentado alegaciones.

Los trabajadores se han manifestado con motivo de la segunda reunión para negociar el expediente de regulación de empleo, esta vez de carácter extintivo, para los 320 empleados que se aplicaría en caso de que se llegase a la liquidación de la empresa.

  

Los trabajadores, que han tirado petardos y tocado silbatos, han recorrido el centro de la ciudad para después coger la carretera de Segovia y llegar a las puertas de la factoría sobre las 11.30 horas.

  

Entre los lemas que han coreado se han oído algunos como "este jaleo es por nuestro empleo" o "la extinción no es la solución", mientras que en la pancarta que ha abierto la manifestación se podía leer "Metales Extruidos, luchamos por la industria y los empleos".

  

Allí se ha mantenido la segunda reunión del periodo de consultas del expediente de regulación, aunque estos encuentros son casi de mero "trámite", ha explicado el presidente del Comité de Empresa, Ángel Ortega, quien ha explicado que sólo se trata de "pelear" por la reactivación de Metales y evitar su desmantelamiento, ya que en los expedientes presentados en periodo de liquidación no hay mucho margen de maniobra.

  

Así, están fijadas indemnizaciones de 20 días por año trabajado con un máximo de una anualidad para los 320 empleados para los que se presenta el expediente.

 

REUNIÓN CASI DE TRÁMITE

  

De esta forma, en la reunión, que se ha prolongado por espacio de aproximadamente una hora, también se ha abordado la posibilidad de que representantes de los trabajadores puedan acudir el día 16 al juzgado a la apertura del pliego para conocer si hay alguna oferta de compra de la empresa, cuyo precio de salida se sitúa en 22 millones de euros.

  

Aunque por el momento no se conoce interesados en firme, desde que la empresa entró en este proceso ha habido varias sociedades que han visitado sus instalaciones y la Junta ha reconocido trabajar para buscar un posible inversor vinculado al sector que pudiera interesarse.

  

Sin embargo, por el momento no ha trascendido una posible compra que evitaría que se aplicara el expediente de regulación extintivo que ahora se negocia, de forma que los trabajadores quedarían despedidos y la empresa se liquidaría.

  

Por otro lado, el presidente del Comité de Empresa ha afirmado que se han presentado alegaciones al informe de liquidación -para lo que hay plazo hasta el día 30-, que también establece las condiciones de una posible compra y recoge posibles beneficios si se mantuviese el empleo. Precisamente, las alegaciones van en este sentido, en el mantenimiento del empleo, al igual que las movilizaciones que se llevan a cabo.