Trabajadores de Metales Extruidos protagonizarán una marcha propia que se unirá a la manifestación general de 1 de mayo

Los trabajadores de la factoría vallisoletana de Metales Extruidos protagonizarán este 1 de Mayo una marcha propia que se unirá a la general convocada por los sindicatos con el fin de "hacerse notar" y reclamar una solución para esta empresa, que cuenta con más de 300 trabajadores y actualmente no tiene actividad a la espera de un posible comprador.

El presidente del Comité de Empresa, Ángel Ortega, ha explicado que la marcha de los trabajadores de Metales partirá junto a la Iglesia del Carmen a las 11.00 horas para después unirse a la tradicional manifestación del 1 de Mayo que saldrá de la Plaza de Colón y recorrerá el centro de la capital vallisoletana.

 

Ortega ha indicado que en esta marcha estarán apoyados por las federaciones de Industria de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, cuya pancarta principal en la manifestación general será la de Metales Extruidos.

 

El motivo de esta iniciativa es "medir las fuerzas" y quieren que los trabajadores "estén ahí" porque es un momento de "dar voces" y "patalear", en definitiva, "hacerse notar" porque ese día tiene "algo más de eco", igual que ha sucedido en las celebraciones de Villalar el Día de la Comunidad.

 

Así, se pretende animar a los trabajadores a que "aporten su grano de arena" porque se encuentran en "la cuerda floja" a la espera de lo que ocurra con la empresa, actualmente en administración concursal.

 

En este sentido, ha incidido en que se trata de apoyar para que "quien toma las decisiones" cuente con los trabajadores, en referencia a los dos posibles compradores que podrían quedarse con la factoría vallisoletana y el intento del Comité de Empresa de que cuenten con la actual plantilla a la hora de retomar la actividad.