Trabajadores de la empresa vallisoletana HEVA llevarán las concentraciones a la casa del dueño

RTVCYL

Quince de los veinte empleados se mantienen en huelga desde el miércoles de la pasada semana.

Trabajadores de la empresa vallisoletana de piezas de aluminio HEVA, radicada en el Polígono de Argales, han anunciado este martes su propósito de solicitar una prórroga de la huelga indefinida que mantienen y de concentrarse a partir de la próxima semana ante la puerta de la casa del propietario de la mercantil con el fin de que les sean abonadas las nóminas que les adeuda y que, globalmente, superan los 400.000 euros.

 

La intención de la casi veintena de trabajadores que se mantiene en huelga desde el pasado miércoles ante las puertas de la factoría es la de ampliar la misma y, a su vez, trasladar las concentraciones la próxima semana hasta la calle María de Molina, donde se encuentra la vivienda del propietario de la misma.

 

La situación de impago de las nóminas se remonta a hace cuatro años y medio cuando el dueño de la mercantil y su hijo se hicieron con las riendas de la misma tras despedir al gerente, "y los problemas empezaron porque no saben llevarla", tal y como ha explicado a Europa Press el delegado de personal, Augusto Robert.

 

Así, si durante más de cuarenta años la mercantil había sido un negocio próspero y contaba con una importante clientela, tanto el sector de la carpintería metálica técnica -le suministra bisagras, manillas y sistemas de cierre- como empresas del calibre de Gamesa, a la que surte de marcos para los suelos radiantes, o Ferrofrío, destinataria de unas bisagras especiales para sus neveras, a partir de entonces comenzaron los impagos a proveedores de material, la Seguridad Social, Hacienda y los propios empleados.

 

En este sentido, Augusto Robert asegura que el global de nóminas no satisfechas se eleva a unos 410.000 euros, con una media de más de 5.000 euros por trabajador correspondientes a cuatro nóminas, de ahí que el principal objetivo de los afectados es el de que la empresa convoque concurso de acreedores a fin de que se haga cargo de la misma un administrador concursal que analice las cuentas, compruebe si es viable o no y, fundamentalmente, abone los salarios adeudados.

 

NI PARA PAGAR LA LUZ

 

"En la actualidad facturamos muy poco, hasta el punto de que lo que producimos mensualmente no llega ni siquiera para pagar la luz", ha explicado el delegado de personal, quien sostiene que la situación de deriva de la mercantil ha llegado a tal punto en los últimos años que los propios trabajadores son los que aportan el jabón y el papel higiénico. "Llevamos cuatro años sin recibir ropa de trabajo y por eso esto parece un circo ya que cada uno lleva una camiseta de distinto color ", ha apostillado el delegado.

 

A la concentración de este martes de los trabajadores, con una media de entre 35 y 59 años, algunos con casi cuarenta de antigüedad y buena parte del resto con más de veinte, se han sumado miembros de la Comisión Ejecutiva de la Federación de Industria de MCA-UGT, con su secretario general, Pedro Luis Hojas, a la cabeza, con el fin de mostrar su apoyo a las reivindicaciones de los afectados.