Trabajadores de la BRIF del puerto del Pico en Ávila, Tabuyo (León) y Lubia (Soria) se suman a la protestas con un encierro

Según han indicado en un comunicado, en 23 años de antigüedad del colectivo "se ha ido aumentando el tiempo de contratación de los únicos tres meses de verano, hasta llegar a haber estado trabajando el año completo".

Los trabajadores de la BRIF del puerto del Pico, en Ávila, Tabuyo (León) y Lubia (Soria) se sumarán esta noche con un encierro a las protestas de la Asociación de Trabajadores de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (Atbrif) para la mejora de las condiciones laborales del colectivo de incendios forestales.

 

Los brigadas especializadas BRIF cuentan con diez bases en España y engloban a un colectivo de 545 trabajadores de la empresa pública Tragsa. De ellas, tres --Puerto del Pico, Tabuyo del Monte y Lubia-- se encuentran en Castilla y León.

 

Según han indicado en un comunicado, en 23 años de antigüedad del colectivo "se ha ido aumentando el tiempo de contratación de los únicos tres meses de verano, hasta llegar a haber estado trabajando el año completo", si bien en la actualidad esto no es así y "anualmente se pasa un mes y medio por la cola del paro".

 

Las bases de Castilla y León se encuentran en el puerto del Pico (Ávila), Lubia (Soria) y Tabuyo del Monte (León), mientras que las del resto de España están enclavadas en Daroca (Zaragoza), Laza (Ourense), La Iglesuela (Toledo), Pinofranqueado (Cáceres), Prado de los Esquiladores (Cuenca), Puntagorda (La Palma) y Tineo (Asturias).

 

La asociación lamenta que en las relaciones con Tragsa "no se ha llegado a dar ningún paso en beneficio de los trabajadores" y los trabajadores sufren "un alto agravio comparativo con el resto de trabajadores de dicha empresa al no aplicarse más de 40 artículos de dicho convenio".

 

Los trabajadores piden el reconocimiento de la categoría de bombero forestal y la segunda actividad para el personal cuando tengan una edad de incapacidad para realizar sus funciones al "100 por 100".

 

Según el colectivo de los BRIF, sus reivindicaciones "no son más que las de todos los trabajadores presentes en incendios forestales que, por desgracia, presentan unas condiciones laborales pésimas", por lo que cualquiera de las peticiones es "extensible a todo el colectivo que trabaja en el sector".