Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Trabajada victoria que aúpa a El Salvador a la segunda plaza de la tabla

Los vallisoletanos se traen de Altamira una excelente victoria ante el Ordizia.

Alineación AMPO Ordizia: Jaun Pérez, Joshua Daley, Ander Alberdi, Asier Álvarez, Jon Barandiaran, Junior Taavali, Joan Tudela, Shane Spring; Mikel Aizpurúa, Hendri Rust, Daniel Aizpun, Imanol Aldanondo, Benjamin O’Donnell, Asier Korta e Iker Korta.

 

También jugaron: Jon Ander Crende, Agustín Ortiz, Iñaki Lario, Kepa Zamacola, Francisco Muller, Xabier Fajardo, Youseff Haddar y Unai Gartzia.

 

Alineación El Salvador: Manu Serrano, Max Vega, Manu Villalobos, Álvaro Núñez, Michael Walker-Fitton, Matt Foulds, Gerardo de la Llana, Joe Mamea; Juan Ramos, Sam Katz, Raphäel Blanco, Antoine Sánchez, Johny Carter, Alberto Díaz y Tom Pearce.

 

También jugaron: Gabi Fernández, Álvaro Torres, Óscar Casado, Fernando González Altés y Pablo Reneses.

 

Anotaciones: 7-0 (min. 7) Ensayo de Mikel Aizpurúa que pasa Hendri Rust. 7-3 (min. 22) Golpe de castigo de Sam Katz. 10-3 (min. 29) Golpe de castigo de Hendri Rust. 10-10 (min.40) Ensayo de Álvaro Núñez que pasa Sam Katz. 10-17 (min. 43) Ensayo de Sam Katz que transforma él mismo. 13-17 (min. 64) Golpe de castigo de Hendri Rust. 13-24 (min. 68) Ensayo de Sam Katz que transforma él mismo. 18-24 (min. 80+5) Ensayo de Daniel Aizpun.

 

Árbitro: Sr. Riera (comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a Max Vega por parte de El Salvador.

                                               

El refranero se equivoca. Esa es la conclusión a la que podemos llegar, al menos si tomamos como referencia el dicho “el que mal empieza, mal acaba”. Si bien el inicio del encuentro de esta mañana en Altamira sonreía a los locales del AMPO Ordizia, el final del encuentro ha deparado un triunfo que permite que El Salvador sea ya el segundo clasificado de esta División de Honor.

 

Y decíamos que en el arranque pintaban bastos para los vallisoletanos, puesto que el primer ensayo ordiciarra llegaba en un tempranero minuto 7, obra del medio melé Mikel Aizpurúa, después de que los colegiales concedieran un castigo en la línea de 5 metros. Lo pasaba Rust, colocando el 7-0 para los del Goierri en ese momento.

 

Pero sería la última concesión en la 22 propia que le viésemos a El Salvador prácticamente en todo el encuentro. Defensas más parecidas a muros, que acababan con todos los esfuerzos de los de Wade Kelly por penetrar en la zona de marca blanquinegra.

 

Aunque no sólo con defensas numantinas se consigue la victoria, eso está claro. Se necesita también de un buen ataque, y es algo que también mostraron los hombres de Juan Carlos Pérez en este encuentro. Buena muestra de ello fue un ataque, en el que fase a fase se iban ganando metros, hasta que los guipuzcoanos cometieron una infracción frente a los palos que servía para que Sam Katz consiguiese sus 3 primeros puntos en el minuto 22.

 

AMPO Ordizia daría la réplica con otro golpe de Rust en el minuto 29, colocándose 10-3 en el electrónico de Altamira. Sin embargo, lo de rendirse no entra en el vocabulario de El Salvador, y a base de esfuerzo y de jugadas bien hiladas llegó un ensayo marca de la casa, a base de la potencia de la delantera, que en este caso llevó la firma de un Álvaro Núñez que estuvo prácticamente omnipresente en el ataque chamizo. Katz pasaba el ensayo, para colocar el marcador en 10-10 al descanso de la contienda.

 

Un arranque muy diferente al del inicio del partido fue el del segundo tiempo, con El Salvador en tromba, decididos los de Juan Carlos Pérez a ponerse por delante en el marcador lo antes posible. Así lo hicieron cuando sólo habían transcurrido dos minutos, con una magnífica rotura de la línea ordiciarra por parte de Sam Katz, que posaba el oval en una zona cercana a los palos, para poner tras la transformación al equipo vallisoletano con una ventaja de 10-17.

 

La defensa colegial seguía siendo inexpugnable para la delantera vasca, parando absolutamente todas las acometidas a las que le sometía el rival. En una de estas acciones el sr. Riera consideró que Max Vega había infringido el reglamento, con lo que le mostró tarjeta amarilla. Pero ni siquiera la baja del talonador, a quien sustituyó en su ausencia Gabi Fernández, mermó la capacidad defensiva de El Salvador, que no concedió puntos hasta el 64, último minuto de la desventaja, cuando Rust acertaba con otro golpe para el 13-17.

 

Quedaba por llegar aún la guinda del pastel, en forma de una jugada para enmarcar. Poco más allá de la 22 propia, la línea de tres cuartos chamiza se hizo con el oval, enviando Sam Katz una profundísima patada defensiva, que quizá habría quedado en una más de las tantas que se producen en un partido. Sin embargo, en esta ocasión no fue una más, sino que permitió que el apertura inglés llegase a controlar el oval cerca de la zona de marca de AMPO Ordizia, tras una espectacular carrera, posando junto a los palos en el minuto 70. La posterior transformación dejaba a El Salvador a tiro de ensayo para el bonus ofensivo, con 13-24 en el marcador.

 

Bonus ofensivo que no dejaron de buscar los de Juan Carlos Pérez, quedándose en una de las acciones de ataque Joe Mamea a escasamente un metro de conseguirlo. Pero los guipuzcoanos lo intentaban también, en este caso para rescatar un punto en forma de bonus defensivo. Toma y daca, que hizo que el partido se fuese 5 minutos más allá de los 80, acabando precisamente con ese bonus defensivo para AMPO Ordizia, merced a un ensayo postrero junto al banderín, obra de Daniel Aizpun.

 

“Estoy muy contento con el juego que hemos desplegado en el partido de hoy. Nuestra capacidad física en la segunda parte nos ha permitido hacernos con la victoria, y además hemos conseguido mejorar en numerosos aspectos del juego durante esta semana, como la melé y la defensa”, manifestaba tras el partido Juan Carlos Pérez. “De esta forma vamos por el buen camino, y somos conscientes de que tras esta victoria tenemos que seguir trabajando con humildad”, sentenciaba el técnico de El Salvador.