Torres se lleva la 'Bota de Oro' y Neymar el 'Balón de Oro' del torneo

El madrileño terminó con cinco tantos el torneo, empatado con el brasileño Fred pero habiendo disputado menos minutos.

El delantero español Fernando Torres se ha hecho con la 'Bota de Oro' de la Copa Confederaciones de Brasil tras finalizar como el máximo goleador del torneo con 5 goles, empatado con el delantero brasileño Fred, pero con menos minutos, mientras que el tercer puesto fue para el también brasileño Neymar, con 4 goles.

  

El premio resultó amargo para el delantero del Chelsea ya que no pudo sumar un gol más a los cinco que ya traía a la final. Sin embargo, los brasileños sí vieron portería, dos Fred y otro Neymar, para dar el título a la anfitriona en la final disputada este domingo en Maracaná.

   T

orres vuelve a convertirse de esta forma en el máximo goleador de un torneo importante con la selección como sucedió en la pasada Eurocopa de Ucrania y Polonia en la que terminó con tres tantos en los 189 minutos que jugó. El español ha conseguido 16 goles en las fases finales con España.

  

El jugador del Chelsea comenzó su andadura goleadora en el torneo con los cuatro goles que le endosó a la selección de Tahiti (10-0) en el segundo partido de España. Contra Nigeria (0-3), Torres consiguió su quinto tanto al conseguir de cabeza el segundo gol del partido tras un centro de Pedro.

 

NEYMAR, 'BALÓN DE ORO'

 

Por su parte, el delantero de la selección brasileña de fútbol Neymar ha sido designado como 'Mejor Jugador' de la Copa Confederaciones después de liderar a la anfitriona a la consecución del torneo en la final disputada este domingo en Maracaná ante España (3-0), donde también colaboró anotando el segundo gol de la noche para confirmar su merecido 'Balón de Oro'.

  

Se le esperaba en la primera gran cita a nivel mundial y apareció. Y lo ha hecho a lo grande. Cuatro goles y tres asistencias le han coronado el Rey del torneo además de tercer máximo goleador. Brasil ya sabe que, de cara al Mundial del año 2014, su gran estrella está preparada para liderar el objetivo del hexacampeonato.

  

De hecho, el país sudamericano lo supo cuando sólo se llevaban tres minutos de competición. Con aquel golazo a la selección japonesa, Neymar avisó al planeta de que, a pesar de que solo tiene 21 años, está en condiciones de llevar el '10' de la 'verdeamarelha' en situaciones de presión máxima. Porque a pesar de ser un torneo menor que un Mundial o una Copa América, la Copa Confederaciones era el primer gran torneo en el que los focos iban a estar centrados en él.

  

Y es que Neymar creció en el torneo a un ritmo superior del que lo ha hecho Brasil. Apareciendo en todos y cada uno de los partidos. Ya sea goleando o asistiendo. Y en algunos choques haciendo ambas cosas. De hecho, en fases de los encuentros, Brasil parecía supeditada a lo que pudiera hacer el crack de Mogi Das Cruces.

  

En la final, en verdad, no necesitó su magia aunque apareció. Brasil fue un bloque y no necesitó individualidades de su estrella que aún así aparecieron. Su segundo gol, con un tremendo zurdazo ante el que nada pudo hacer Iker Casillas, antes del descanso, fue casi la sentencia de la final.