Tordesillas recibirá este sábado a la Reina Juana I de Castilla en una nueva recreación de su llegada

La joven tordesillana Helena Muelas Fernández encarnará la figura de la histórica reina. Juno a ella, su hija Catalina, interpretada por Rania Redondo, de 6 años, y el gran cortejo fúnebre, recrearán la llegada de la soberana a Tordesillas.

Será este sábado, 7 de marzo, cuando se celebre el memorable encuentro que recrea la llegada de la Reina Juana I de Castilla a la localidad vallisoletana de Tordesillas, por undécimo año consecutivo. A partir de las 19.30 horas, la joven tordesillana Helena Muelas Fernández se meterá en el papel de la soberana y, junto a los restos mortales de Felipe I, rey de Castilla y archiduque de Austria y duque de Borgoña; y todo su séquito, entre el que se encuentra su hija Catalina, interpretada por la pequeña Rania Redondo, natural también de Tordesillas, harán la ya tradicional entrada en la villa.

 

El Centro de Iniciativas Turísticas de Tordesillas, CIT, organiza desde 2005 una cita que, cada año, convoca a más de 250 vecinos de la localidad que esperan con ganas el día para viajar en el tiempo. En concreto se trasladarán a 1509, año en que sus antepasados vecinos se preparaban para recibir a tan extraño cortejo que encabezaba la propia Juana I, reina de Castilla y princesa heredera de Aragón  y que acompañaba a los restos mortales de su esposo, fallecido dos años y medio antes. Juana fijaría entonces su residencia en el municipio vallisoletano, que duraría los siguientes 46 años hasta su muerte, en 1555.

 

Más de doscientos cincuenta vecinos de Tordesillas y numerosos visitantes esperan cada año, desde hace once, la llegada de tal acontecimiento que siempre conmemoran en el mes de marzo. Y será el próximo sábado, 7 de marzo, cuando una joven reina de tan sólo 29 años realice su entrada en la villa.

 

La representación tendrá lugar en cinco actos, como ya viene siendo habitual, que se desarrollarán en los espacios más emblemáticos de la ciudad. Protegida por sus Monteros de Espinosa, su hija Catalina, sus damas de compañía, su padre Fernando el Católico y los numerosos monjes que custodiaban el féretro de Felipe El Hermoso, la reina Juana atravesará la Puerta de la Villa a las 19.45 horas.

 

El público que se acerque al municipio podrá ver en la Plaza Mayor a varias vecinas asomándose a sus balcones para comentar el bullicio ante la llegada de Doña Juana y su cortejo. Será minutos después, en la Puerta del Foraño (20.00 horas), donde Hernando de Tovar, capitán de los Monteros, ordene abrir las puertas para dar paso a la comitiva, que entra en la localidad amurallada. De nuevo en la Plaza Mayor (20.15 horas), Fernando el Católico intentará convencer a su hija para que se quede en Tordesillas. El acto conmemorativo concluirá en el Palacio Real (20.45 horas), escenario en el que Juana permanecerá, junto a su séquito, durante los siguientes 46 años. Será allí donde se escenifique uno de los pasajes más doloroso de la vida de la Reina: la muerte de su esposo, Felipe El Hermoso.