Tokio, un proyecto compacto respaldado por la fortaleza del yen

Líderes de Tokyo 2020 entregan el dossier

La cercanía de los Juegos de Pyeongchang 2018, el menor apoyo popular y la sombra de la radioactividad, problemas.

 

FICHA TÉCNICA

- Presupuesto: 83,3 millones de dólares.

- Población: 13.160.969 personas.

- Fechas propuestas para los Juegos Olímpicos: 24 de julio-9 de agosto.

- Fechas propuestas para los Juegos Paralímpicos: 25 de agosto-6 de septiembre.

- Sedes: El 43 por ciento ya están hechas. Dos zonas temáticas, la Zona Histórica y la Zona Bahía de Tokio.

- Villa Olímpica: 44 hectáreas en el cruce de las dos zonas de los Juegos. 28 de las 31 sedes están en un radio de 8 kilómetros de la Villa Olímpica.

- Alojamiento: 86.000 habitaciones en un radio de menos de 10 kilómetros.

- Renta per cápita (país): 29.302 dólares.

- Ingresos previstos en los Juegos: 2.028 millones de dólares.

- Experiencia olímpica: Sede de los Juegos de 1964. Es su segundo intento consecutivo tras el de 2016.

- Apoyo popular (país): 67,5 por ciento.

 

Tokyo 2020, rival de Madrid y Estambul, presenta un proyecto compacto por la cercanía entre la mayoría de sus sedes y, apoyado en la fortaleza de su moneda, el yen, sólido económicamente para afrontar la construcción de las infraestructuras necesarias para los Juegos Olímpicos de dentro de 7 años con la antelación suficiente.

En el informe redactado tras la visita del Comisión de Evaluación a Tokio entre el 4 y 7 de marzo pasados, el COI valoró a la capital nipona como "una ciudad moderna y dinámica" que, al mismo tiempo, "tiene mucho respeto por su historia y su cultura", herramientas para elaborar una candidatura "basada en el centro de la ciudad".

Tokio ha diseñado un proyecto compacto con el 85 por ciento de sus sedes en un radio de ocho kilómetros respecto a la Villa Olímpica, sedes que estarían construidas en mayo 2019 gracias a un fondo de reserva de 4.500 millones de dólares (3.425 millones de euros).

Cuenta con una amplia oferta hotelera de cerca de 150.000 habitaciones y una moderna red de transporte, junto a dos aeropuertos internacionales de gran capacidad.

En cambio, los datos del informe reflejaron que la candidatura asiática se resiente en apoyo popular en comparación con sus competidoras. Así, cuenta con un 70 por ciento en Tokio y 67 por ciento en el resto del país, datos sensiblemente inferiores a los de Estambul (83 y 76) y Madrid (76 y 81).

Con el recuerdo aún reciente del tsunami de 2011 y los riesgos de posible contaminación radioactiva, la cercanía de Pekín 2008 y, sobre todo, de los Juegos Olímpicos de invierno en la localidad surcoreana de Pyeongchang en 2018 son sus posibles hándicaps ante los ojos de los votantes del COI.

A su favor juega el recuerdo de la edición que albergó en 1964, unos Juegos en los que limpió la imagen de un país devastado por la Segunda Guerra Mundial y que más de medio siglo después una de las locomotoras económicas mundiales pretende convertirlos en un nuevo referente como lo fue Pekín.

También, que las casas de apuestas dan a Tokio, una de las regiones con mayor riesgo sísmico del mundo y que ha empleado para la Villa Olímpica tierra de la Bahía de hace casi un siglo, como favorita con una ligera ventaja sobre Madrid y Estambul.