Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Todos tendremos cataratas. ¿Se pueden prevenir?

Cataratas

Todos tendremos cataratas, aunque algunas serán más leves que otras, y entorpecerán más las actividades de nuestra vida cotidiana.

Siempre se ha oído hablar de personas de más de 60 años que se han operado de cataratas, especialmente ancianos. Pero es un equívoco pensar que sólo se desarrollan en la edad avanzada y por unas pocas personas. Todos tendremos cataratas, aunque algunas serán más leves que otras, y entorpecerán más las actividades de nuestra vida cotidiana. De ahí que algunas precisen de intervenciones quirúrgicas y otras no.

 

"La catarata senil va a producirse. Todas las personas a partir de los 60 tenemos cataratas. Es un proceso que afecta al 100% de la población, y se puede reducir o retrasar la aparición con una vida sana y evitando, por ejemplo, la exposición al sol sin protección. Las cataratas siempre existen. No hay ninguna persona de 80 con el cristalino transparente", sentencia el doctor en Medicina y Cirugía y oftalmólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Antonio Gegúndez Fernández.

 

Para entenderlo, este experto de la Clínica Oftalmológica Ocumed, explica en primer lugar en qué consiste una catarata: "Es la opacificación del cristalino. Cualquier tipo de opacidad que aparece se le denomina catarata. El cristalino es una lente dentro del ojo cuya función es la acomodación. Enfoca objetos para ver más de cerca y de lejos".

 

Así, este especialista en córnea, catarata y uveítis cuenta que hay muchos tipos de opacidad del cristalino, desde leves hasta absolutas. "Todas las opacidades del cristalino son cataratas, pero se habla de éstas cuando se altera la visión de manera significativa y se les entorpece a los pacientes para sus funciones cotidianas", precisa.

 

En concreto, indica que la mayor parte son debidas a la anormal degeneración en el cristalino con la edad, entre el 80-90%. "El cristalino, con la edad, experimenta una serie de cambios bioquímicos que conducen a la formación de cataratas. A partir de los 60 prácticamente todas las personas tienen cierto grado de catarata, pero no todas son quirúrgicas", señala el también miembro y vocal por Madrid de la Sociedad Española de Oftalmología.

 

Eso sí, precisa que igualmente pueden producirse cataratas por otras muchas causas patológicas, como por ejemplo cataratas por enfermedades metabólicas como la diabetes; las producidas por fármacos como los corticoides; aquellas que se producen secundarias a otras enfermedades de los ojos como la miopía, por el glaucoma, por enfermedades de la retina; y también por intervenciones quirúrgicas sobre los ojos, que favorecen su formación.

 

EXCELENTES RESULTADOS EN CIRUGÍA

 

Así, recuerda que la cirugía de la catarata es la "más frecuente" que se practica, por lo que habitualmente se consiguen "excelentes" resultados, y que no requieren de ningún tratamiento posterior, salvo el antibiótico y un antiinflamatorio postoperatorio pero después ni rehabilitación, ni tratamiento.

 

"Generalmente no se reproducen porque se extraen pero lo que ocurre muchas veces es que una parte del cristalino con el tiempo también se puede opacificar y se altera la visión, pero eso tiene tratamiento en consulta con láser y no sucede en todos los casos sino en un 8 o 10% en los dos primeros años", comenta Gegúndez Fernández.

 

¿Cómo prevenirlas? El experto subraya que para prevenir las cataratas, en concreto las seniles, se las ha relacionado con una mayor incidencia con el alcohol y el tabaco, con una exposición directa al sol. Con respecto a las cataratas diabéticas, seguir un control adecuado de la glucemia porque favorecerá una menor progresión y evitará las que tienen lugar por enfermedades oculares.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: