Todos al tren para que no se supriman frecuencias ferroviarias

Responsables de UGT de Ávila y Castilla y León comenzarán con diferentes acciones para que no se siga deteriorando el servicio ferroviario en la región. Ávila es la provincia de toda la comunidad más afectada con los recortes que pueden comenzar el día 28 de abril ya que varios servicios han dejado de ser programados

Luis Sánchez, secretario de UGT en Ávila, afirma que “no es un problema nuevo sino que hemos ido sufriendo un deterioro sistemático del servicio con horarios no adecuados a la demanda”. Pero según sus palabras no sólo hay que seguir criterios de rentabilidad económica; sino que “hay que tener en cuenta la movilidad de las personas y la vertebración del territorio”, incluso se trata del medio menos contaminante, el que menos accidentes tiene y con menos secuelas.

 

Para ello hay que elaborar una hoja de ruta interesante que permita concienciar a los abulenses “hay que estar en la calle y desde UGT vamos a participar en todas las acciones que se anuncien con el fin de tener los servicios públicos adecuados y suficientes”.

 

Por su parte Felipe de Diego, secretario regional del UGT del sector ferroviario, anunció que por un lado se van a recoger firmas entre los usuarios del servicio y mañana se hará un viaje entre Medina y Valladolid con representantes sociales y políticos para pedir que no se eliminen frecuencias de paso.

 

Anunció que en las planificaciones internas de Renfe ya hay dos servicios entre Ávila y Salamanca que ya no aparecen en las previsiones, el tren de Ávila-Salamanca a las 07,05 horas y el de Salamanca-Ávila con llegada a las 16,40 horas. De Diego señala que “Ávila es la provincia más maltratada por el ferrocarril; desde el 2005 se pide que no se supriman servicios y el Ayuntamiento y las instituciones tienen que demandar a la Junta de Castilla y León que se firme un convenio con Renfe para que se produzca”.

 

Por su parte Ciriaco Rodríguez, responsable del comité de ADIF de Ávila, plantean las siguientes medidas para que la situación no cambie en Ávila y que son viables, “sólo queremos mantener lo que queremos y mejorar el servicio para hacerlo más viable”:

 

  • Que se suprima el transbordo en el Escorial porque aumenta el tiempo de viaje

 

  • Los horarios tienen que ajustarse a lo que la población de Ávila demande, ya que actualmente los horarios están hechos a la medida de otras ciudades

 

  • Los precios tienen que ser más competitivos.

 

  • Abonos acordes con el servicio del cercanías de Madrid

 

  • Fidelizar servicios para los usuarios: en seguridad, accesos, etc.

 

  • Reducción del tiempos de viajes entre Ávila y Madrid y Ávila y Valladolid

 

  • No poner los precios en relación al número de kilómetros, ya que la orografía de parte de la provincia es complicada

 

  • Que no se supriman paradas intermedias entre Ávila, Salamanca, Madrid y Valladolid.

 

Durante las próximas semanas se realizarán diversas actividades para que en junio y septiembre se sigan manteniendo las cosas tal y como están en la actualidad.