'Tirito' de Aznar a Rajoy: "Me quedo más tranquilo cuando defiende la unidad que cuando dice hoy llueve mucho"

El expresidente José María Aznar

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado que se queda "más tranquilo" cuando Mariano Rajoy dice "que la unidad de España no es negociable y que no se va a abrir un proceso de reforma constitucional que cuando responde diciendo "hoy llueve mucho".

"Cuando le oigo decir 'hoy llueve mucho' me preocupo, cuando le oigo decir lo segundo, digo ese es el camino adecuado", ha dicho en una entrevista en Antena 3. Aznar aludía así a la respuesta evasiva que dio Rajoy a los periodistas cuando le preguntaron por la sentencia del Tribunal de Estrasburgo contra la doctrina 'Parot'.

Según Aznar, de Rajoy lo único que le preocupa "es que acierte", y no le pide "que sea simpático", sino "que tome decisiones, que tenga una idea de clara de las cosas que hacer y que las haga".

Aznar ha defendido que su obligación como presidente de honor del partido es reclamar a los suyos que sean "fieles al mandato" que les dieron los españoles y no cree que sus palabras se hayan interpretado como desleales. También ha negado de plano que él tenga aspiraciones políticas y que no quiere ser ministro, ni secretario de Estado, ni volver a ser presidente del Gobierno.

Aznar ha presentado el segundo tomo de su libro de memorias como la "historia de una gran ambición" para modernizar España y ha denunciado que aquello se "desmoronó" cuando el Gobierno del PSOE empezó a incumplir las "reglas del club del euro".

Ahora, ha dicho, supone que el Gobierno "hace lo que puede". Preguntado por el manejo de los tiempos de Mariano Rajoy, ha replicado que "el manejo de los tiempos es una parte de la vida política, pero ha subrayado: "Si sabes lo que tienes que hacer luego puedes manejar los tiempos".

 

"ESTRASBURGO DICE QUE BILDU NO ES LEGAL, QUE SE RESPETE" 

 

El expresidente del Gobierno ha afirmado que respeta la sentencia del Tribunal de Estrasburgo contra la 'doctrina Parot' pero ha pedido que se respeten también las sentencias del mismo tribunal "que dicen que Bildu no puede ser legal ni por sus medios ni por sus fines".

 

Aznar ha dejado claro su "profundo desacuerdo" con la sentencia de Estrasburgo que anula la 'doctrina Parot', que permitía alargar el tiempo en prisión de los etarras y otros delincuentes, y ha recordado que fue su Gobierno el que estableció el cumplimento íntegro de las penas. Eso sí, asume que la sentencia "hay que respetarla" pero ha pedido a quienes reclaman respeto a esta decisión que hagan lo mismo con otras sentencias del tribunal, porque la ley hay que cumplirla "sin excepciones" para no generar "problemas para un ejercicio democrático sano" y para "que la política sea respetada".

 

Es más, ha reclamado que se cumplan también las sentencias de Estrasburgo contra "grupos como Batasuna y Bildu" para no darles una victoria política: "Cuando estamos intentando ganar una guerra, como hemos ganado la guerra contra ETA, no podemos perder las consecuencias políticas de esa victoria y humillar de manera absolutamente inaceptable a las víctimas".

 

El expresidente ha recordado que, aunque nunca habla como tal, él también es víctima de ETA --"a mí me intentaron matar cuatro veces y una por poco lo consiguen". Y ha subrayado que él apoya, comprende y ampara a las víctimas.

 

"CUANDO QUIERO ENFRENTARME A ALGUIEN, LO HAGO. ME CORTO POCO" 

 

Según Aznar, hay gente que no lo hace, pero esa gente no está dentro del Gobierno. Es más, ha dejado claro que no tenía intención de enfrentarse al Ejecutivo. "Cuando quiero enfrentarme ya lo hago, yo me corto poco", ha espetado.

 

De hecho, preguntado por el comunicado que emitió la fundación que preside, FAES, afirmando que se podía haber hecho más por defender la 'doctrina Parot', ha replicado que "siempre se puede hacer más", pero que está "convencido de que se hace lo que se puede". "El Gobierno supongo que habrá hecho lo que se puede", ha reconocido.

 

Ahora, ha añadido, lo que hay es una "situación de hecho" y sólo queda "esperar que los fiscales y el Tribunal Supremo" hagan una interpretación  "para bien de todos" y en favor del "respeto a las víctimas".